EFE.– El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, y la directora ejecutiva de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc, en inglés), Ghada Waly, firmarán mañana un convenio que oficializará la apertura de una oficina en el país centroamericano.

“Esta firma tiene mucha trascendencia”, dijo el gobernante hondureño, en un comunicado divulgado por la Presidencia de Honduras.

El convenio será suscrito por Hernández y Waly en un evento por la plataforma de videoconferencias Zoom, en el que además se abordarán desafíos relacionados con la delincuencia organizada transnacional, el tráfico ilícito y la corrupción y la apertura de la oficina anticorrupción, añadió.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El canciller hondureño, Lisandro Rosales, los ministros de Coordinación General de Gobierno, Carlos Madero, y de Transparencia, María Andrea Matamoros; el embajador de Honduras en Estados Unidos y coordinador del Gabinete de Defensa y Seguridad, Luis Suazo, y el representante del país ante la Unodc, Sandra Ponce, participarán en el evento.

También lo harán el jefe de la División de Tratados de la Unodc, John Brandolino, el jefe de la División de Operaciones, Miwa Kato; el representante regional para Centroamérica y el Caribe, José Vila del Castillo; el jefe de la Sección para América Latina, Hanny Cueva-Beteta, y el jefe adjunto de la Sección de América Latina y responsable de la Sección para Centroamérica y el Caribe, Aisser Al-Hafedh.

“La cooperación estratégica con la Unodc responde a la visión del presidente Hernández de promover e implementar políticas y acciones para el fortalecimiento institucional de manera sostenible a través del desarrollo de capacidades a las instituciones nacionales a mediano y largo plazo para su fortalecimiento y consolidación, a fin de que puedan realizar sus respectivos mandatos”, dijo Matamoros.

La labor de la Unodc, establecida en 1997, es dar respuesta frente al problema mundial de las drogas, delincuencia organizada, la trata de personas, tráfico de migrantes, fabricación y tráfico de armas, prevención y lucha contra la corrupción, terrorismo y delito cibernético.

COMBATIR CORRUPCIÓN, EJE TRANSVERSAL DEL GOBIERNO

El combate a la corrupción es un eje transversal en la agenda del Gobierno y de la Unodc, que tiene 21 oficinas ubicadas en diferentes países para mejorar la coordinación con las autoridades locales.

La agenda anticorrupción juega un “papel preponderante”, porque se “debe garantizar el uso eficiente y transparente de los presupuestos del Plan Nacional de Reconstrucción”, señaló la Presidencia hondureña.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

En diciembre de 2019, Honduras y la Unodc firmaron un memorando de entendimiento que establece las áreas de cooperación en materia de drogas, delito, delincuencia organizada transnacional, terrorismo, delito cibernético, tráfico ilícito de migrantes, fabricación y tráfico ilícito de armas y prevención y lucha contra la corrupción.

El proyecto busca apoyar las acciones del Gobierno de Honduras para fortalecer las capacidades nacionales, prevenir y combatir “más eficaz y eficientemente” la corrupción, promover la integridad, rendición de cuentas, transparencia, y la debida gestión de los asuntos y bienes públicos basado en instituciones efectivas, responsables y transparentes, según la información.

Las negociaciones entre la ONU y el Gobierno hondureño comenzaron inmediatamente después de que expirara en enero de 2020 el mandato de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih), que dependía de la Organización de Estados Americanos (OEA).

La Maccih se instaló en Tegucigalpa en abril de 2016 tras un acuerdo entre Hernández y el secretario general de la OEA, Luis Almagro.