Reuters.- La nueva variante de Covid-19 identificada en Sudáfrica puede evadir los anticuerpos que lo atacan en tratamientos con plasma sanguíneo de pacientes recuperados previamente, y puede reducir la eficacia de la línea actual de vacunas, advirtieron científicos.

Los investigadores buscan establecer si las vacunas que se están distribuyendo actualmente son efectivas contra la llamada variante 501Y.V2, identificada por expertos sudafricanos en genómica a fines del año pasado en la región de la Bahía de Nelson Mandela.

“Este linaje exhibe un escape completo de tres clases de anticuerpos monoclonales terapéuticamente relevantes”, escribió el equipo de científicos de 3 universidades sudafricanas que trabajan con el Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles (NICD) en un artículo publicado en la revista bioRxiv.

“Además, 501Y.V2 muestra un escape sustancial o completo de los anticuerpos neutralizantes en el plasma convaleciente de Covid-19”.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Los investigadores agregaron que sus conclusiones “resaltan la posibilidad de reinfección (…) y pueden presagiar la eficacia reducida de las vacunas actuales basadas en espículas”.

El documento dice que queda por ver qué tan efectivas eran las vacunas actuales contra 501Y.V2, lo que sólo se determinaría mediante ensayos clínicos a gran escala. Pero los resultados mostraron la necesidad de diseñar nuevas vacunas para hacer frente a la amenaza en evolución, indicó.

La variante 501Y.V2 es 50% más infecciosa que las anteriores, dijeron investigadores sudafricanos esta semana. Ya se ha extendido a al menos 20 países desde que se informó a la Organización Mundial de la Salud a fines de diciembre.

La variante sudafricana es una de varias descubiertas en los últimos meses, incluidas otras que se encontraron por primera vez en Reino Unido y Brasil.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

La variante es el principal impulsor de la segunda ola de infecciones por Covid-19 en Sudáfrica, que alcanzó un nuevo pico diario por encima de los 21,000 casos a principios de este mes, muy por encima de la primera ola, antes de caer a unos 12,000 por día.

No se ha demostrado que el plasma sanguíneo convaleciente de personas que tuvieron la enfermedad sea eficaz cuando se administra a pacientes gravemente enfermos que requieren cuidados intensivos por Covid-19, pero está aprobado en varios países como medida de emergencia.

Científicos y políticos británicos han expresado su temor de que las vacunas que se están implementando o en desarrollo actualmente puedan ser menos eficaces contra la variante.

En ese sentido, la canciller alemana Angela Merkel afirmó hoy que, si bien las nuevas variantes del coronavirus son un importante motivo de preocupación, las vacunas recientemente desarrolladas pueden adaptarse con relativa rapidez para proteger a las personas de las mutaciones.