La farmacéutica AstraZeneca ofreció a Honduras 4 millones de vacunas contra la COVID-19 y la Secretaría de Salud de Honduras (Sesal) no aceptó en agosto de 2020, así lo dio a conocer el director ejecutivo del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Armado Urtecho.

En entrevista con el programa Hoy Mismo, Urtecho señaló que si Honduras hubiese aceptado está propuesta ya tendría fecha de la llegada de una vacuna y no estaría esperando como lo hace en este momento.

“La Secretaría de Salud debió haber aceptado la propuesta que le hizo AstraZeneca de darle cuatro millones de dosis en agosto pasado y la Secretaría de Salud no contestó afirmativamente aunque tuvieran los fondos”, declaró el directivo en una entrevista con Hoy Mismo.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Honduras espera la donación de un lote de vacunas de parte del mecanismo Covax, con el que se vacunaría al 20 % de la población.

“Se van a acordar del Presidente de la República, no de la ministra de la Secretaría de Salud, aquí se ha engañado al Presidente de la República por parte de los funcionarios que no toman las decisiones”, acentuó Urtecho.

Asimismo, el empresario aseveró que después el colectivo se preguntará porque el presidente no tomó las decisiones.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

“Si en agosto tenían la oportunidad de adquirir cuatro millones de vacunas para los hondureños por parte de la Sesal, hay que preguntar por qué no se hizo”, recriminó.

Destacó que la vacuna de AstraZeneca tiene la ventaja de requerir curatos de refrigeración que no requieren otras vacunas.Esta vacuna puede ser almacenada en un refrigerador normal, no como la vacuna de Pfizer, que necesita temperaturas ultrafrías de menos 70 grados centígrados, explica Utrecho.