EFE.- Las autoridades de Panamá informaron este viernes que detectaron un caso proveniente de Sudáfrica con la variante N501Y-V2 de la covid-19, en un pasajero que fue puesto en cuarentena tras llegar procedente de ese país del continente africano.

Se trata de un viajero de 40 años, nacido en Zimbabue, y que ingresó al país el pasado cinco de enero y que previamente había hecho escala en los Países Bajos antes de arribar a Panamá, indicó el Ministerio de Salud panameño (Minsa).

La variante N501Y-V2 del SARS-CoV2, detectada el pasado mes de diciembre en Sudáfrica, es más transmisible, pero no más grave.

Se han hallado casos de la variante sudafricana en Austria, Reino Unido, Noruega o Japón, entre otros países.

El Minsa señaló que el zimbabuense se hizo una prueba de covid-19 en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, el principal del país y un importante centro de conexiones regional, que resultó negativa.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El paciente se colocó en cuarentena de manera inmediata, como indican los protocolos sanitarios panameños, y cinco días después se le hizo una segunda prueba de PCR que resultó positiva.

El pasajero se ha mantenido en cuarentena preventiva desde el día 5 de enero y posteriormente se aisló, “lo que impidió la transmisión del virus y el contagio a otras personas”, aseguró la entidad sanitaria.

El jefe de epidemiología del Minsa, Leonardo Labrador, dijo que “el sistema de vigilancia epidemiológica del país ha demostrado ser eficiente y eficaz y que una prueba de ello es que se pudo captar oportunamente a este paciente y realizar las intervenciones necesarias para evitar la propagación de esta nueva cepa del virus, que hasta el momento no había sido detectada en el país”.

Panamá, con 305.752 contagios y 4.944 defunciones de la covid-19, vive desde noviembre un repunte de la enfermedad con cifras récord de nuevos casos, muertes y pruebas realizadas, que lo han situado como el país con la segunda tasa más alta de incidencia del nuevo coronavirus en el continente americano.

El país mantiene restricciones de movilidad y cuarentenas en varias provincias como media para frenar la propagación del virus.

Panamá arrancó el pasado miércoles su campaña de inmunización contra la covid-19 tras recibir su primera remesa de vacunas de Pfizer/BioNtech con 12.840 dosis, una cantidad reducida por problemas de producción de la farmacéutica, pues se esperaban 40.000 vacunas. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook