Banco Mundial aprobó un crédito de 80 millones de dólares para apoyar a Nicaragua frente a la emergencia tras los huracanes Eta e Iota.

El “Proyecto de respuesta de emergencia a los huracanes Eta e Iota de Nicaragua” ayudará al país en su respuesta frente a los desastres y con el restablecimiento de servicios y actividades económicas en sectores críticos tras el paso de estos huracanes.

El proyecto dará prioridad a los esfuerzos del país en las Regiones Autónomas de la Costa Caribe, golpeadas por el efecto conjunto de ambos huracanes.

“Los huracanes agravaron los desafíos económicos y sanitarios impuestos por la pandemia de la COVID-19. De tal forma, debemos seguir brindando ayuda de emergencia oportuna a la población afectada, además de ayudarlos a reconstruir sus comunidades de una manera resiliente”, dijo Iván Acosta, Ministro de Finanzas y Crédito Público de Nicaragua.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El proyecto se centrará en recuperar el ingreso económico de las poblaciones afectadas que ejercen actividades económicas críticas, con foco en el sector de la pesca en pequeña escala. Las comunidades afectadas y sus representantes estarán involucrados en la priorización de las actividades, de manera que éstas se ajusten a sus necesidades y preferencias culturales.

“Los huracanes afectaron a algunas de las comunidades más vulnerables de Nicaragua y la consecuente interrupción del acceso a servicios básicos y medios de vida es motivo de especial preocupación”, dijo Kinnon Scott, representante del Banco Mundial en Nicaragua. “Trabajaremos estrechamente con Nicaragua para ayudar a la recuperación de estas comunidades”.

Además, el proyecto cuenta con estrictos requisitos fiduciarios para garantizar que todos los recursos sean utilizados de la forma más eficiente en beneficio del pueblo de Nicaragua.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook