EFE.- La centralización de las pruebas de detección del coronavirus SARS-CoV-2 en Nicaragua, por parte del Gobierno, despertó quejas este martes entre los usuarios, debido a la aglomeración y largas filas en la sede central del Ministerio de Salud en Managua, conocida como “Conchita Palacios”, único lugar donde se realizan.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Las filas, tanto para la prueba PCR, como para recibir los resultados, se extendieron por cientos de metros hasta doblar las calles que rodean el edificio, en el este de la capital nicaragüense, según imágenes divulgadas por los mismos usuarios.

Las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para detener la propagación de la pandemia, como el distanciamiento social, lavado de manos y uso de alcohol, no fueron aplicadas en los alrededores del Ministerio de Salud, donde cientos de personas permanecían aglomeradas, de pie, y bajo el sol, a la espera de ser atendidas.

“No tiene lógica que estemos haciéndonos pruebas de covid-19 y esta aglomeración”, dijo una mujer que hacía fila mientras filmaba un video que luego colgó en sus redes sociales.

Luego de que los reclamos en las redes sociales se hicieron virales, las filas pasaron a ocupar el interior de las instalaciones del Ministerio de Salud, y patrullas de la Policía Nacional rodearon el lugar e impidieron la toma de imágenes desde afuera, según constató efe.

Los solicitantes continuaron emitiendo denuncias desde el interior del edificio, y compartieron videos en los que se observó que la aglomeración persistía en horas de la tarde.

La pandemia en Nicaragua

Las autoridades del Ministerio de Salud, que hoy emitieron su informe semanal sobre el comportamiento de la pandemia en Nicaragua, no hicieron referencia a la situación que se vive alrededor de sus oficinas.

Te recomendamos: Familias denuncian restricción de alimentos a opositores presos en Nicaragua

Por decisión del Gobierno central, las pruebas de detección del SARS-CoV-2, donadas por varios Gobiernos y organismos, únicamente están disponibles en el “Conchita Palacios” para quienes paguen 150 dólares y presenten un boleto de viaje fuera de Nicaragua.

Hasta ahora las autoridades de Nicaragua, que solamente informan por medios de comunicación oficialistas, no han explicado por qué el Gobierno centraliza las pruebas para detectar el patógeno causante de Covid-19 y no permite su acceso a clínicas u hospitales privados.

La medida afecta especialmente a los habitantes de las zonas fronterizas y Costa Caribe, ya que deben dedicar entre uno y dos días para viajar a Managua antes de salir del país. 

Según las autoridades nicaragüenses, la pandemia de Covid-19 ha dejado 169 muertos y 6,253 casos confirmados.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

No obstante, el independiente Observatorio Ciudadano Covid-19 reporta 2.929 fallecimientos por neumonía y otros síntomas relacionados con el nuevo coronavirus, así como 12,495 casos sospechosos. 

El Gobierno de Nicaragua se ha caracterizado por no establecer restricciones para detener la propagación de la pandemia, no suspender las clases, aplicar mínimas medidas de prevención social y promover aglomeraciones, lo que ha despertado preocupación en la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh).