EFE.- El opositor Partido Liberal Constitucionalista (PLC), que atraviesa una disputa interna, pidió este lunes al Consejo Supremo Electoral (CSE) la destitución de cuatro de sus diputados por “conspirar” en contra de su presidenta y representante legal, María Haydée Osuna.

La solicitud fue hecha por Osuna, quien es diputada y tercera vicepresidenta de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional (Parlamento), en contra de las diputadas Jamileth Bonilla, Martha McCoy, Melba Martínez, y Paul González.

Osuna dijo en rueda de prensa que esos cuatro legisladores, entre propietarios y suplentes ante la Asamblea Nacional, y otros ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen), todos allegados al expresidente Arnoldo Alemán (1997-2002), no pueden seguir perteneciendo al PLC porque están “conspirando” en su contra.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Osuna, en su calidad de presidenta y representante legal del PLC, decidió retirar de los cargos del partido a esos cuatro diputados, así como al asesor jurídico de ese colectivo, Silvio Américo Calderón.

“Hemos solicitado esto ante el Consejo Supremo Electoral por lo siguiente; creo que nosotros si estamos limpiando la casa y ellos han sido los conspiradores de no aplicar el estatuto y eso es una violación fraguada”, sostuvo Osuna, señalada por los excluidos de aliarse al gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

“A mí no me afectan de que me tilden, los que supuestamente son liberales, de sandinista”, respondió Osuna al respecto.

El PLC, liderado por el expresidente de Nicaragua Arnoldo Alemán, mantiene una disputa por el control entre la diputada María Haydée Osuna y la exlegisladora María Fernanda Flores, esposa del exmandatario.

El Consejo Supremo Electoral, controlado por el oficialismo, reconoce a Osuna como presidenta nacional y representante legal del PLC, mientras se dirime la disputa legal.

Osuna promovió la destitución de Flores como diputada ante el Parlamento, con el voto de los legisladores sandinistas.

La situación de crisis interna del PLC provocó que la Coalición Nacional, que se ha presentado como la gran fuerza política que enfrente al sandinista Daniel Ortega en las próximas elecciones, decidiera expulsar a esa organización en noviembre pasado.

El PLC ha estado bajo el liderazgo de Alemán desde sus años como alcalde de Managua (1990-1995). Su Administración fue objeto de denuncias sobre actos de corrupción y que sobresalió por el “pacto” o acuerdo secreto con el FSLN que permitió a ambos colectivos repartirse las instituciones del Estado, y que desembocó en el retorno de Ortega al poder, en 2007.

Nicaragua tiene previsto celebrar elecciones nacionales el 7 de noviembre del 2021.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook