Por Natiana Gándara

Las recientes disposiciones que establece el acuerdo 8-2021 del Ministerio de Salud Pública, y que fueron publicadas en el Diario de Centro América el 26 de enero modifica el horario de operación en mercados de Guatemala y regula los de centros comerciales, supermercados, tiendas de barrio, bares y restaurantes.

Originalmente la limitación de horario era para los mercados, quienes a partir del 21 de enero debían atender hasta las 14 horas, pero vendedores inconformes presentaron su descontento a las autoridades del Ministerio de Salud y por esa razón modificaron el horario e incluyeron a los otros sectores.

A partir del 26 de enero los horarios son los siguientes:

  • Mercados municipales, cantonales y satelitales: Pueden abrir de 5 a 17 horas.
  • Supermercados, y tiendas de barrio: Atención hasta las 19 horas.
  • Centros comerciales: Pueden cerrar a las 19 horas. Según Salud, todas las personas que se encuentren en los establecimientos aquí indicados podrán permanecer dentro de los mismos hasta concluir las gestiones o compras que estén realizando.
  • Restaurantes: Atención hasta las 21 horas.

“Como balde de agua fría”

Abraham Az, presidente de la Gremial de Restaurantes de la Cámara de Comercio de Guatemala comentó que las nuevas disposiciones gubernamentales se tomaron “muy rápido” y sin medir el impacto económico que ocasiona por segunda vez, a uno de los sectores ya golpeados por la pandemia.

“Luego de cinco meses de operación normal se empezaba a observar una recuperación; y ahora de nuevo golpean al sector, es como un balde de agua fría”, expresó Az.

Las consecuencias de la restricción de horario hasta las 21 horas para los restaurantes implica reducir las operaciones a un turno de trabajo porque a partir de las 19 horas ya no se podrían recibir comensales, por lo tanto, deben readecuar la planilla, y contratar el 50% del personal.

Por ejemplo, uno de los agremiados expresó con preocupación que debía integrar una planilla de 70 trabajadores y ahora debía reducirla considerablemente.

Otro impacto es una baja en las ventas entre un 30 y 40% pre-pandemia, porque el sector aún no había llegado a los niveles normales, indicó el presidente de la gremial.

“Teníamos 5 meses desde que se volvió a abrir el país y en los primeros dos meses aún las personas tenían miedo de salir y en diciembre fue cuando empezamos a observar un mayor movimiento y aún así con el aforo limitado logramos solventar pagos a proveedores, aguinaldo a los trabajadores”, explicó Az,

La Gremial de Restaurantes solicitará una audiencia con las autoridades del Ministerio de Salud, y aclaró que no están en contra de las medidas de bioseguridad, incluso han invertido en sellos de bioseguridad, sino de llegar a acuerdos que no afecten el empleo y la operación.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Isabel Martínez, gerente de Avia, comentó que uno de los motivos de visita principales del centro comercial son a los restaurantes, y principalmente el horario nocturno, el cual se ve perjudicado completamente con la reducción de horario.

“Nuestros restaurantes quedan limitados en la atención en mesas, puesto que dejamos de atender a un porcentaje significativo de comensales y que en su mayoría nos visitan en dos horarios: almuerzos y cenas”, remarcó Martínez.

Retener el empleo

Paola Arce, gerente de Mercadeo Corporativo de grupo Spectrum afirmó que respetan las disposiciones gubernamentales y en este momento están apoyando a sus aliados comerciales para cumplir con el tema del nuevo horario colocando nuevos rótulos e informando a los visitantes.

El objetivo principal es conservar los empleos de la comunidad de negocios porque están conscientes que el presente y futuro de miles de familias guatemaltecas y emprendedores dependen de la sostenibilidad de las operaciones, por esa razón, continuarán operando responsablemente, afirmó Arce.

En opinión de Luis Villela, director de Centros Comerciales Pradera, las nuevas restricciones afectan directamente a la dinámica comercial de todos los negocios que conforman los centros comerciales, pues disminuye el tiempo de atención hacia los clientes, quienes, en su mayoría, trabajan en horarios regulares y que ahora tendrán que ajustar tiempos en función de poder realizar sus compras en los horarios establecidos.

“De la misma forma, se limitan los turnos de los colaboradores de cada local, por lo que los empleos formales que se generan en los centros comerciales, también corren riesgo de desacelerarse y perderse”, expresó Villela.

La red de centros comerciales Pradera, como parte de Corporación Multi Inversiones (CMI) alberga alrededor de 600 conceptos comerciales, entre pequeñas y medianas empresas y emprendimientos, a quienes apoyan constantemente para cumplir con las disposiciones establecidas.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Julio García, gerente de Operaciones de Grupo Cayalá agregó que este tipo de medidas sin duda afecta la operación del centro comercial y perjudica la economía no solo del sector empresarial, sino que también de los colaboradores de los diferentes comercios, pero acatarán las disposiciones gubernamentales.

No son foco de contagio

Tanto el sector de restaurantes como los centros comerciales afirmaron que no son focos de contagio y aseguraron que quedó evidenciado, luego que, a finales de junio del 2020 no se reportó ningún repunte.

Abraham Az de la Gremial de Restaurantes afirmó que no han reportado casos positivos y señaló una actitud irresponsable por parte de las autoridades de Salud que están informando a la población de focos de contagio en donde no hay evidencia.

“De dónde sacó el Ministerio de Salud las estadísticas de que las personas se están contagiando en los restaurantes, están tomando decisiones a la ligera sin pensarlo bien, estamos preocupados”, aseguró Az.

Jean Francois DuBois, director adjunto de Metroproyectos enfatizó que llevan seis meses de funcionamiento, y han demostrado que los centros comerciales son seguros y que no son un foco de contagio de covid-19.

“Las medidas han sido exitosas y se demuestran en que no existió incremento significativo de casos en a finales de julio de 2020 cuando autorizaron la reapertura”, resaltó DuBois.

*En alianza con Prensa Libre