En el Business 20 (B20), tres mujeres latinas han participado realizando propuestas y recomendaciones a las 20 principales economías del mundo a través del Grupo de Trabajo sobre el Futuro del Trabajo y la Educación: Mónica Flores Barragán, Presidenta de ManpowerGroup Latam, Gina Diez Barroso, CEO de Diarq y Giorgiana Martínezgarnelo y Calvo, Presidenta de Jóvenes x México son miembros activos del B20.  

Flores Barragán fungió como Co-Chair del Grupo de Trabajo del Futuro del Trabajo y la Educación donde compartió su experiencia en el mundo laboral de América Latina con sus colegas en el Grupo de Trabajo, de modo que las discusiones y finalmente las recomendaciones, reflejaran la situación educativa y económica de la Región. Las conclusiones se enfocaron en preparar a la fuerza laboral para el entorno disruptivo que enfrentamos.

Diez Barroso logró que se reconociera la importancia de las MYPIMES como motores de la economía – considerando que, en los países de la OCDE, representan el 99% de todas las firmas y contribuyen aproximadamente el 60% del valor agregado a la economía; en tanto que, en economías emergentes, contribuyen a más del 45% del empleo total y 33% del PIB (Datos OCDE, Conferencia Ministerial 2018). Se sugirió al G20 que se incrementen los esfuerzos para fortalecer el ecosistema emprendedor y el apoyo a las start-ups, particularmente aquellas que cuenten por lo menos con una mujer fundadora – el emprendimiento por parte de mujeres sigue incrementándose en los países en desarrollo, en donde se estima que existen entre 8-10 millones de MYPIMES con al menos una mujer fundadora.

En este sentido es indudable la valiosa contribución que hacen las mujeres emprendedoras al crecimiento económico, a la reducción de la pobreza y al enriquecimiento del sistema emprendedor. Aún persisten importantes obstáculos que limitan la igualdad de oportunidades para que las mujeres puedan escalar sus negocios, desde la falta de capital, habilidades, tiempo, presiones sociales y expectativas.

Por otra parte, la pandemia ha generado también oportunidades para implementar algunas de las reformas necesarias para asegurar que los trabajadores y el mercado laboral respondan más eficientemente a las fuerzas que están moviendo el mundo. Se han visto aceleradas tendencias tecnológicas, ambientales y sociales que requieren que las habilidades educativas y laborales se transformen y alineen mejor a la evolución de los trabajos del futuro. En este contexto, se presenta una oportunidad para re-diseñar el sistema educativo de forma más flexible e innovadora, con miras hacia las necesidades laborales del futuro.

Martínezgarnelo y Calvo resaltó la importancia del empleo femenino y juvenil, especialmente por el impacto que ha tenido la crisis económica, social y sanitaria derivada de la pandemia mundial en dos de los grupos más vulnerables. Así mismo, compartió su experiencia en materia de igualdad de género fomentando la participación de la mujer en la economía mundial, insistiendo en cerrar la brecha de género, económica y laboral a través de políticas públicas efectivas, ya que de ello dependerá el futuro de la productividad, el desarrollo y el crecimiento de nuestra nación.

Las tres representantes de nuestro país han puesto énfaiss en tres grandes aspectos:

  • Desarrollar la confianza, el dinamismo y la resiliencia en los futuros mercados laborales: si bien lo inmediato es garantizar una recuperación segura de la economía y el empleo, debemos seguir avanzando hacia un mercado laboral inclusivo, diverso y dinámico, basado en el desarrollo tecnológico. Esto también incluye la creación de un ambiente propicio para la formalización del sector informal, restaurar las cadenas mundiales de suministros, asegurar la mobilidad de los trabajadores, brindar una respuesta coordinada en materia sanitaria, económica y fiscal, así como realizar planes nacionales que respondan a futuros impactos.
  • Arrancar los motores del crecimiento: Las PyMEs y los emprendedores tendrán un papel fundamental en la reactivación de la economía y la creación de puestos de trabajo. Un entorno alentador es clave para el crecimiento de las PyMEs y para el acceso a financiamiento y a nuevos mercados. Los futuros emprendedores deben contar con las herramientas tecnologícas para alcanzar el éxito, lo que incluye el acceso a la capacitación y las habilidades necesarias para lograrlo.
  • Diseñar capital humano preparado para el futuro: La recuperación de esta crisis de empleo ofrece una oportunidad única para orientar a los actuales y futuros trabajadores hacia las habilidades y los empleos del futuro. Los trabajadores de la actualidad necesitan tener acceso a aprendizaje permanente, con mecanismos de capacitación y desarrollo de habilidades que acompañen la transición hacia los roles de la economía del futuro. Las nuevas generaciones de trabajadores necesitan adquirir conocimientos relevantes para el futuro, a través de la actualización de los programas educativos y las estrategias de enseñanza, todo ello de acuerdo a la necesidades del mercado laboral basadas en nuestras estrategias tecnológicas.

¿Qué es el G20?

El G-20, es el principal foro de cooperación económica internacional que alberga a las mayores economías del mundo, estamos hablando del 85% del PIB mundial, 66% de la población mundial y 75% del comercio mundial, mecanismo del México forma parte desde 2008.

¿Cuál es la importancia del B20?

El delicado escenario internacional por el que atraviesan las naciones que conforman el G-20 hace que este mecanismo sea una oportunidad única para poner sobre la mesa los principales retos que aquejan a la comunidad internacional, especialmente para brindar una certeza financiera frente a la incertidumbre de diversos países. En este sentido, es importante destacar el B-20, el primer grupo de compromiso del G-20, creado en 2010 y que representa la voz del sector privado, se considera el diálogo oficial del G-20 con la comunidad empresarial de todos los Estados Miembros y todos los sectores económicos. Este grupo resulta primordial para debatir soluciones a los desafíos actuales.