EFE.- Wall Street abrió este viernes en rojo en una primera reacción a los datos de efectividad de la vacuna anticovid de Johnson & Johnson, menos efectiva que otras, y ante el resurgimiento de la volatilidad en torno a GameStop y otras acciones.

Veinte minutos después del inicio de la sesión en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones bajaba un 1,09 % o 333,92 puntos y se situaba en 30.269,44 unidades, mientras que el selectivo S&P 500 retrocedía un 0,91 % o 34,36 enteros, a 3.753,02 puntos.

Por su parte, el índice compuesto Nasdaq, en el que cotizan las principales tecnológicas, descendía un 0,86 % o 114,48 unidades, a 13.222,68 enteros.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El parqué neoyorquino apostaba por las ventas en los primeros compases de la jornada tras conocerse que la vacuna de J&J tiene un 66 % de efectividad, menos que las de sus rivales de Moderna y Pfizer, aunque por encima de los requisitos de las autoridades en EE.UU.

La vacuna de J&J es menos efectiva en pacientes infectados con la variante sudafricana, como también ha ocurrido con la candidata de la biotecnológica Novavax, que generalmente tiene una eficacia del 89 %.

En primer plano este viernes prosigue el fenómeno GameStop, con fuertes subidas de este valor (80 %) y otros similares a los pocos minutos del toque de la campana, una vez las principales aplicaciones de bolsa han levantado parte de sus polémicas restricciones.

El cisma abierto por un ejército de inversores minoristas desde un foro de Reddit contra los grandes fondos de inversión que vendían “en corto” estas acciones ha causado gran debate en EE.UU. y aplicaciones de “trading” como Robinhood se encuentran bajo escrutinio.

Entre las 30 firmas cotizadas del Dow Jones, destacaban las pérdidas de J&J (-3,97 %), Chevron (-3,45 %), Walt Disney (-2,60 %) y Honeywell (-2,22 %).

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Con todos los sectores corporativos en rojo en Wall Street, los más perjudicados eran el de las comunicaciones, el energético, el de bienes no esenciales y el tecnológico.

En otros mercados, el petróleo de Texas avanzaba a 52,96 dólares el barril, el oro subía a 1.854,70 dólares la onza, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años mejoraba hasta el 1,086 % y el dólar se devaluaba frente al euro, con un cambio de 1,215.