Por Santiago Egas

Con la adopción de soluciones tecnológicas para las experiencias transaccionales, se están implementando alternativas al uso del dinero físico y se espera que durante este año, se consoliden como una herramienta capaz de atender a las personas en sus diferentes actividades.

La forma como se están realizando los pagos móviles y sin contacto durante este año se verán influenciadas por cuatro principales tendencias. Primero, veremos que, aunque durante las medidas de aislamiento preventivo producto del Covid-19, se vio como los pequeños minoristas se digitalizaron, ahora el reto que tendrán es diversificar sus ofertas de pago para atender el creciente interés por parte de los clientes.

La ‘tokenización’, las tarjetas biométricas de huellas digitales, los pagos de teléfono a teléfono (Tap to phone), junto con opciones más tradicionales como los pagos con tarjetas, crearán un entorno en donde el consumidor será quien decida el tipo que solución que mejor se acomode a sus necesidades, con la seguridad además de estar protegido contra el fraude financiero.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

En la medida que el consumidor adopte el comercio electrónico como un canal efectivo y seguro para realizar sus transacciones veremos un incremento de nuevos métodos de pago digitales.

Más tendencias digitales para 2021   

En segundo lugar, veremos una evolución en los pagos con código QR, donde los clientes ya no necesitarán descargar aplicaciones por separado, sino que usarán la billetera digital que prefieren para hacer sus transacciones. Su implementación es un beneficio para los mercados, ya que es económica y fácil de usar.

También se impondrán los pagos activados por voz, que serán una solución útil para confirmar transacciones. Chatbots con conversión de voz a texto y texto a voz serán ahora los grandes protagonistas en la forma como realizamos pagos dentro de las diferentes aplicaciones.

Finalmente vamos a encontrar que los pagos sin contacto en el transporte público serán adoptados como una herramienta eficaz que va más allá de promover el distanciamiento social, ya que ayuda a optimizar la operación y facilitar el proceso. Los sistemas individuales de ventas de tiquetes con enfoque fragmentado, digitalizarán elementos de la infraestructura, hasta ser reemplazados por servicios de punta a punta.

Las personas en el centro de la operación

La transformación se vio acelerada por la pandemia, pero apenas estamos dando los primeros pasos; durante este año se consolidarán diferentes tipos de soluciones para atender de manera eficiente, segura y práctica a las personas en necesidades.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Estamos ante un momento decisivo en el usuario es quien decide cómo quiere realizar sus transacciones. Crear alternativas para el uso del dinero efectivo no sólo es deseable, sino que se convierte en una oportunidad que debe ser aprovechada para interpretar los requerimientos de las personas en su diario vivir y crear soluciones que se adapten a estos requerimientos.  

*Es vicepresidente senior y director general de BPC Banking Technologies.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.