EFE.- El Senado de Estados Unidos aprobó este martes la constitucionalidad del segundo juicio político en contra del expresidente Donald Trump con 44 votos en contra y 56 a favor, tan solo 6 de ellos de senadores republicanos. 

Este miércoles comenzará la presentación de los argumentos de las partes.

El hecho de que ya no esté en el poder hace que Trump no pueda enfrentar la consecuencia automática de un juicio político: la destitución; pero abre la puerta a que lo inhabiliten, lo que quebraría sus incipientes planes de volver a presentarse a unas elecciones presidenciales.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El cargo contra Trump está derivado de sus acciones del pasado 6 de enero, cuando instó a sus seguidores a que marcharan hacia la sede del Congreso, donde ese día estaban reunidas las dos cámaras para refrendar el triunfo electoral del ahora presidente Joe Biden, que el entonces mandatario no había reconocido, al alegar sin pruebas que hubo fraude en los comicios. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

En breve más información…