Por Johnny Castro de La República

La mitad de los costarricenses considera que la pandemia por la Covid-19 disparó el consumo eléctrico en sus hogares.

Por su parte, el 42% estimó que su recibo se mantuvo igual y solo el 5% percibió que ha disminuido.

Estas conclusiones son parte de una encuesta de satisfacción del servicio realizada por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

El 57% de los usuarios atribuyó el aumento en la factura eléctrica a un ajuste en las tarifas, un error de medición, la inclusión del Impuesto al Valor Agregado (IVA) o al hecho de que el cobro se basa en estimaciones y no en el consumo real.

A su vez, un 29% dijo no saber por qué ha aumentado su recibo y un 28% se lo atribuyó al teletrabajo, clases virtuales de escolares y colegiales, cocinar en casa y entretenerse en Internet, por las medidas sanitarias para evitar la propagación del virus.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El estudio encontró además que el 48% de los usuarios considera que el pago mensual de electricidad es alto o muy alto en relación con el servicio recibido; mientras que otro número similar piensa que el cobro está bien y sólo el 5% considera que es bajo.

Pero, al mismo tiempo, un 64% cree que el proveedor sí les cobra la tarifa autorizada, un 26% considera que no les cobran lo autorizado y solo 10% no sabe si lo hacen.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Otro dato que sobresale es que el 95% respondió que desconoce cuál es el consumo eléctrico del hogar en kilowatts y el 69% reconoció que su pago mensual oscila entre los ¢10 mil a ¢40 mil.

El estudio de Aresep se realizó entre el 26 de octubre y el 16 de noviembre de 2020 en las seis regiones del país, con una muestra de 2.301 casos y un nivel de confianza del 95%, estratificado por región y zona.


EN NÚMEROS


Una encuesta realizada por la Aresep entre el 26 de octubre y el 16 de noviembre de 2020 encontró que los costarricenses gastan más por el consumo eléctrico desde el inicio de la pandemia por Covid-19

  • El 48% consideran que el pago mensual de electricidad es alto o muy alto en relación con el servicio recibido
  • El 69% reconoció que su pago mensual oscila entre los ¢10 mil a ¢40 mil
  • El 95% señaló desconocer cuál es el consumo eléctrico del hogar en kilowatts
  • Un 64% cree que el proveedor les cobra la tarifa autorizada para el servicio

*En alianza con La República

[email protected]