EFE.- El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y la Agencia de Cooperación Española (Aecid), informaron este miércoles que iniciaron una nueva etapa de colaboración para la construcción de una agenda común de trabajo con foco en Centroamérica y algunos países del Caribe, empezando por Haití. 

La institución indicó en un comunicado de prensa que el director de la Aecid, Magdy Martínez-Solimán, y el director general del IICA, Manuel Otero, realizaron una reunión virtual con el objetivo de conocer la carta de navegación respecto a la cooperación internacional.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“Coincidimos en cuanto a la importancia de apoyar conjuntamente los temas de cambio climático, desarrollo territorial y agricultura familiar, bioeconomía y desarrollo productivo; así como en los ámbitos de género y juventud, y tecnologías e innovación”, expresó Otero. 

El director del IICA, además, resaltó la plena disposición del organismo para apoyar a la agencia española en la implementación de su agenda en las Américas. 

Te recomendamos: IICA comparte iniciativas de adaptación del agro al cambio climático

En el encuentro, Martínez-Solimán y Otero coincidieron en la necesidad de convocar a los grupos técnicos de trabajo que lideran para construir una agenda compartida, haciendo énfasis especialmente en Centroamérica y algunos países del Caribe, empezando por Haití.

En este sentido, el director de la Aecid destacó su interés en la vinculación y el trabajo con los organismos regionales especializados.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Según las autoridades, el IICA y la Aecid han colaborado activamente durante años, desarrollando iniciativas para América Latina y el Caribe. Entre ellas se destaca Pideral, un proyecto de Políticas Innovadoras de Desarrollo Rural Territorial que se ejecutó en Costa Rica, Ecuador, Perú y República Dominicana. 

Además de la ejecución de Arauclima, un esfuerzo de protección financiera para la gestión de la sequía y adaptación a la escasez hídrica en la agricultura del Corredor Seco Centroamericano, que imparte asistencia técnica a aproximadamente unas 300 familias de los países de Guatemala, Honduras y El Salvador, una de las regiones más vulnerables del mundo.