Por Sebastian Vidal

Trabajar o no trabajar remoto, parece ya no ser una pregunta válida en este 2021. La verdad que esta nueva forma de trabajo llegó para quedarse, o al menos así lo demuestra un estudio de Gardner en el que el 80% de las compañías dice adoptará formas de trabajo remoto y el 50% autorizará a trabajar desde casa a tiempo completo.

DERRIBANDO MITOS

La Pandemia aceleró esta transformación, tanto que semanas después de la irrupción del COVID19, gigantes tecnológicos como Google, Twitter y otros declaraban públicamente su adopción al trabajo remoto. Las empresas más tradicionales se vieron obligadas a adoptar este sistema para poder mantener a su fuerza laboral conectada y productiva.

Leer: 62% de los costarricenses solo tienen para comer: encuesta

Esto último trajo consigo una de las grandes incertidumbres del  pensamiento tradicional, la productividad. Creemos que al perder el ambiente presencial, la productividad se reduce. La evidencia muestra lo contrario. ¡El trabajador aumenta hasta un 40% su productividad! En fin, el ser humano trabaja no importa donde esté..

PALABRA EXPERTA

¿Pero entonces, con qué desafíos realmente nos encontramos? se me ocurrió preguntarle a un experto, Alex Torrenegra. Alex ha evangelizado sobre esta materia mucho antes de la pandemia a través de su empresa de reclutamiento remoto Torre.co.

P: Alex, el 2020 fue una año de cambio y transformaciones. ¿Cómo ves el 2021 y su rol en el futuro del trabajo?

R: Las empresas existentes que les tocó asumir trabajo remoto, van a continuar adoptando como algo fundamental dentro su estrategia, porque es un requerimiento competitivo. Aquellos que no lo hagan deben asumir una lenta muerte hacia el futuro, por lo difícil que se les va a hacer conseguir talento. Debemos tener claro que antiguamente las compañías iban al talento, ahora es el talento el que va a ir a las compañías.

P: ¿Cuáles son los principales desafíos para las empresas, los empleados e independientes?

R: Existen dos tipos de líderes, aquel que trabaja midiendo en resultados, y el que lo hace basado en la cantidad de horas que usas para calentar la silla. Para el primero el trabajo remoto es fenomenal, les permite conseguir talento en cualquier parte del mundo. Los independientes van a tener cada vez más oportunidades debido a la flexibilidad, las compañías se darán cuenta que es mejor traer medio tiempo, porque legalmente a veces tiene beneficios contratar un freelancer en otro país que un full time en el mismo país. Esto ha creado fenómenos como el Try to Hire, que consiste en probar trabajar un mes o dos, para luego moverse a tiempo completo.

P: ¿Qué oportunidades ves para Centroamérica (C.A)?

R: C.A tiene dos beneficios para el talento humano, el primero es que si hablas inglés, puede haber muchas oportunidad de trabajo remoto proveniente de compañías en la costa oeste, donde existe mucha demanda. El otro beneficio es que la región tiende a tener costos de vida más bajos, el talento puede acceder a ingresos más altos, esto se traduce en mejor calidad de vida y nueva fuente de ingreso a esos países. En el caso de Torre, después de haber tenido un equipo distribuido, hoy en día una tercera parte se encuentra en C.A.

Enfrentar el trabajo remoto como prioridad va a requerir constante adaptación. Es imperante repensar nuestra posición de liderazgo, como emprendedor o empleado, a uno más flexible, dinámico y con visión de futuro. Debemos entender finalmente que el talento y su búsqueda es la clave para el desarrollo económico. ¿Cuál será tu forma de enfrentar el trabajo remoto?

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

*Es CINO del Fideicomiso para Ciencia, Tecnología e Innovación de Puerto Rico.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.