Los salvadoreños decidirán, el próximo 28 de febrero, el tipo de país que quieren durante los siguientes años. La nación enfrenta un momento histórico en su reciente democracia: los jóvenes tendrán la voz y la decisión en las elecciones legislativas y municipales que están por celebrarse.

El futuro político de El Salvador está, indiscutiblemente, en manos de las juventudes. No solo estamos en un momento en el que nos gobierna el presidente más joven de la historia, sino que la mayoría de la población votante también la constituye este grupo etario. La edad promedio del país es de 29 años.

Según datos del Registro Nacional de Personas Naturales, unos 89 mil jóvenes, que alcanzaron los 18 años antes del 31 de agosto de 2020, podrán votar por primera vez en estos comicios. La cifra sube a 134 mil si se agrega a los 45,380 jóvenes que cumplieron o cumplirán los 18 entre el 31 de agosto pasado y este 27 de febrero, y que podían incorporarse anticipadamente al padrón.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

En septiembre pasado, cuando cerró oficialmente el padrón, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) reportó que se agregaron 300,538 nuevos electores. Entre estos, el 14 % son jóvenes que podían preenrolarse para votar. Aunque la cifra parezca baja, es realmente significativa y refleja un creciente interés de las juventudes por participar en este evento electoral.

Al analizar la tendencia de elecciones anteriores, esto salta a la vista. Para las elecciones legislativas y municipales de 2018, se enroló el 6 % de los jóvenes que podían hacerlo anticipadamente para poder votar. Para los comicios presidenciales de 2019, lo hizo un 5 %, pero para las votaciones del próximo 28 de febrero, lo hizo un 14 %. Según el padrón electoral, la edad promedio de los salvadoreños aptos para votar es de 38.9 años, y un 48 % tiene esa edad, o menos.

Los jóvenes también se han tomado las candidaturas. Una investigación publicada por LPG Datos indica que este 28 de febrero se someterán a votación 1,292 candidatos, para las diputaciones propietarias y suplentes, 168 cargos en total, de la legislatura 2021-2024. La edad promedio de estos es de 41 años, menor a la que hubo para las elecciones de 2018, cuando fue de 42.7 años. La edad promedio de los candidatos al Parlamento Centroamericano (PARLACEN) es de 41.1 años.

La nueva Asamblea tendrá también en sus manos la elección de funcionarios de segundo grado, en instituciones clave que van desde la Fiscalía General de la República, hasta la Corte Suprema de Justicia. En este punto, será interesante conocer los perfiles de los candidatos a dichos cargos, entre los que, siguiendo la tendencia general, comenzaremos a ver más jóvenes.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Con las elecciones a la vuelta de la esquina, es posible que se dé un relevo generacional, sobre todo en los curules, mezclado con rostros antiguos y conocidos de la política. Dos elementos tendrán un peso importante en la decisión que se tome el 28 de febrero: la gran mayoría de jóvenes que votarán por primera vez, en comicios en los que también ha aumentado el número de candidatos jóvenes; y el segundo, el importante porcentaje de quienes manifiestan no tener ningún interés en emitir el sufragio.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.