Reuters – Millones de personas en Texas se despertaron nuevamente el miércoles sin calefacción tras una histórica tormenta invernal que ha dejado 21 muertos hasta ahora, mientras que las condiciones gélidas, amenazan con seguir afectando el estado más grande de Estados Unidos y las regiones circundantes durante días.

Unos 2.7 millones de hogares de Texas todavía están sin electricidad, según el Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas (Ercot), una cooperativa responsable del 90% de la electricidad del estado. Ercot dijo que 600,000 hogares recuperaron la energía eléctrica durante la noche.

Laura Nowell, una mujer de 45 años y madre de cuatro hijos de Waco, Texas, dijo que su familia ha estado sin electricidad desde antes del amanecer del lunes y que han estado tratando de mantenerse abrigados de distintas formas, como refugiándose en su automóvil durante breves períodos.

“Nunca hemos tenido tanto frío. Hay hielo por todas partes”, dijo Nowell, que agregó que estaba frustrada por la falta de comunicación sobre los apagones continuos.

Sigue la información sobre el cierre de aeropuertos por tormenta invernal en EEUU

El Servicio Meteorológico Nacional dijo que las nevadas y la acumulación de hielo probablemente terminen alrededor del mediodía del miércoles en el norte de Texas, ofreciendo cierto respiro, aunque mantuvo una advertencia sobre una tormenta invernal vigente para la región hasta las 20.00 hora local.

Pero el servicio meteorológico advirtió que las temperaturas históricamente bajas que han paralizado Texas y causado algunos cortes de energía en los estados cercanos de Luisiana y Mississippi, probablemente continuarán y que la nieve y la lluvia helada que ha envuelto la región, se está moviendo hacia el este.

Se podría esperar una acumulación significativa de hielo, una de las razones principales detrás de los cortes de energía generalizados, en partes en Texas, en el valle del Bajo Mississippi, Virginia y Carolina del Norte para el miércoles por la noche, dijo el servicio meteorológico.

“En las áreas que lidian con estas devastadoras acumulaciones de hielo, los residentes pueden esperar condiciones peligrosas para viajar, numerosos cortes de energía y daños extensos a los árboles”, dijo el organismo en su última actualización.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Hasta ahora, la tormenta ha matado al menos a 21 personas en cuatro estados y ha cerrado los centros de vacunación del COVID-19 y ha obstaculizado el suministro de vacunas.

La jueza del condado de Harris, Lina Hidalgo, máxima representante del gobierno en el condado de Harris, Texas, dijo el miércoles que las tormentas no sólo están afectando la red eléctrica local, sino que están provocando una cascada de efectos, incluida la pérdida de presión del agua, la intoxicación por monóxido de carbono y la detención de la vacunación por el COVID-19.

También explicó que no espera que Ercot resuelva rápidamente los cortes de energía.

“No confío en que estén en condiciones de decir que lo recuperaremos hoy o mañana”, dijo Hidalgo en CNN. “Creo que llevará algún tiempo, y eso es lo que les estoy explicando a mis residentes”.