Por Nohelis Ruiz Arvelo

Estamos viviendo el gran desafío de inserción e integración en todos los ámbitos, a nivel económico, jurídico, político, social, hasta cultural y para las organizaciones, grandes y pequeñas que están evolucionando gracias a su adaptación a estas nuevas formas de trabajar y relacionarnos. Sin embargo, esto supone una gran labor que cuenta con muchos matices y que será necesario asumir todos, como actores que pertenecemos a estos espacios y entornos organizacionales.

No podemos negar que hay, por una parte, las personas que se están integrando de forma magistral, y organizaciones que intentan la inserción de la diversidad, pero les ha costado un montón, porque, lo que NO han cambiado, es el sistema obsoleto vigente, con formas de hacer y pensar que ya no funcionan. La buena noticia, es que, en 2020, gracias a auge obligado del teletrabajo algunas empresas han reclutado personas con capacidades limitadas, y esto podría replicarse y expandirse a nivel global. Asimismo, hemos visto, como este formato de trabajo, ha hecho ver tanto la excelencia como la mediocridad del talento dentro de las organizaciones.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Los directivos y líderes de recursos humanos encargados de inserción y diversidad, tienen la gran oportunidad de ver, desde otra perspectiva, estas nuevas formas de relaciones laborales que están surgiendo, teniendo en cuenta algunos aspectos para que sea realmente exitosa.

  • Ver y desarrollar estrategias que reafirmen y proyecten al talento
  • La estrategia debe girar en torno a la persona como individuo y al profesional como talento
  • Desde lo individual (talento), hacia lo colectivo (empresa y sociedad) con el objetivo de que genere un impacto real, transversal y multiplicador

Como estudiosa de las redes, equipos, grupos, comunidades, proyectos y nodos, veo que la inserción se va a multiplicar de forma exponencial, gracias a las formas de estos pequeños sistemas, que arrojan resultados satisfactorios, que crecen de forma acelerada, debido a las sinergias y a la retroalimentación que se generan en estos espacios, entre sus integrantes. Si bien es cierto, que estas redes colaborativas, son el pilar donde se sustenta el éxito de cualquier profesional, en el caso de los perfiles diversos, con capacidades limitadas y el talento en general, aporta mayor visibilidad y oportunidades para compartir, transmitir conocimientos, ideas, proyectos y experiencias.

Es importante tener en cuenta que los obstáculos que encuentran estos perfiles profesionales para relacionarse, integrarse y aportar valor; no provienen de sus estilos personales, sino que, es el resultado del escaso números de profesionales con capacidades limitadas y la diversidad, dentro del sistema laboral y profesional, pero, sobre todo, en altos cargos directivos. Una vez que el talento diverso y las personas con capacidades limitadas, vayan asumiendo roles, cargos y obteniendo logros, en los diferentes niveles, sectores y especialidades, le inserción laboral y social tendrá un crecimiento exponencial.

He tenido la oportunidad de participar como moderadora en la primera sala sobre INCLUSIÓN en español, en la nueva red social Clubhouse; junto a grandes profesionales con capacidades limitadas, atletas de alto rendimiento, medallistas paralímpicos, productores de la industria del cine, directivos de fundaciones y organizaciones; y entre las palabras que más me llamaron la atención y salieron a la mesa, fue “Auto Inclusión”, a la que han hecho referencia una decena de personas que estaban como ponentes y en su mayoría, eran perfiles profesionales con capacidades limitadas.

El otro aspecto relevante que ha surgido en esa sala y en casi todas las otras salas en español a las que he asistido las últimas tres semanas, es el concepto de responsabilidad personal, individual e introspección, temas a los que se llega inevitablemente, en la mayoría de salas y debates. El ser honestos con nosotros mismos, de forma responsable en todos los ámbitos de la vida. Desde periodistas, emprendedores, gente del marketing, inversores, médicos, tecnólogos, empresarios, líderes y referentes de infinidad de sectores y especialidades.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Desde mi posición de mujer y profesora de desarrollo de talento en algunas universidades, profesora de networking en escuelas de negocio; creo firmemente que el mundo en general, debe estar al tanto, de que todas estas personas están dispuestas a colaborar y, sobre todo, a aportar valor con impacto real en la inclusión de personas. Es necesario que sean estas personas quienes lideren, desde sus propias perspectivas y experiencias personales o por lo menos que tengan voz y voto en los programas de inserción. Propongo que entre todos diseñemos el nuevo mundo desde aquellos que estamos fuera de rango, fuera de las estadísticas, desde los más jóvenes, desde las personas con diferentes capacidades o capacidades limitadas, entre otros tantos miles de perfiles.

*Estratega, formadora y conferencista experta en networking, posicionamiento personal y singularidad.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.