Investing.com.- Warren Buffett acostumbra a dirigirse a sus inversores a finales de febrero, así que pronto podríamos conocer el contenido de su nueva carta a los accionistas de Berkshire Hathaway (NYSE:BRKa). Una práctica que, según Jeff Gramm, autor de Querido presidente, es la “mejor manera de aprender acerca del mundo de los negocios”. ¿Quién mejor, sino los grandes presidentes, para indicarte cómo conseguir una carrera exitosa en el mundo empresarial?

Las mejores cartas de este tipo deben reflejar el pensamiento de su autor a largo plazo, y mostrar los resultados obtenidos durante un largo periodo de tiempo, incluyendo también los momentos difíciles. Cuanta más claridad arrojen, mejor. Will Thorndike, autor de The Outsiders, afirma que “la claridad y concisión de estas cartas suelen correlacionarse en gran medida con rendimientos extraordinarios”.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Las ventajas de dichos documentos son la falta de regulación, la revelación de datos importantes para entender el funcionamiento de la compañía, y cualidades como la confianza o la transparencia. Para dar más detalle, destacaríamos lo que una buena carta a accionistas debe traer consigo:

  1. Ser personales: Son documentos opcionales y, por lo tanto, exentos de regulación, lo que permite a sus autores tener más flexibilidad para personalizar el mensaje y ensalzar el valor de las compañías.
  2. Transmitir confianza: Buffett es el maestro de todos. Su clave del éxito, tratar a sus lectores como sin fueran sus ‘colegas’ de inversión, sus socios, inversores a los que debe una explicación real de los movimientos que ha hecho con el dinero.
  3. Destacar lo bueno y lo malo: Dar detalles sobre evolución y perspectivas del plan de negocios, pero también ofrecer datos sobre los retos a los que se enfrenta la empresa, estrategias y más. Explicar lo bueno, pero también lo malo, dando ejemplos de cosas que también pueden haber salido mal. Deben explicar los retos, no los triunfos.

Phil Carret, inversor con gran experiencia, reconocía en MarketWatch, “desconfiaría siempre de una carta excesivamente optimista. Hay que conocer lo bueno, pero también lo malo, porque lo fácil es explicar lo bueno; y acógete a otra máxima de Buffett, ‘alaba por nombre; critica por categoría’”.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Buffett escribió lo siguiente en su carta de 1979: “Cuando recibas una comunicación nuestra, vendrá de la persona a la que estás pagando para administrar el negocio. Su presidente cree firmemente que los propietarios tienen derecho a escuchar directamente del director general lo que está sucediendo y cómo evalúa el negocio, en la actualidad y en el futuro. Lo exigiría en una empresa privada, así que no espere menos de una empresa pública “.

Jeff Bezos o Prem Watsa podrían ir detrás

Afortunadamente, no es el único que nos brindará su conocimiento por esta vía. Jeff Bezos, cabeza visible de Amazon (NASDAQ:AMZN); Prem Watsa, de Fairfax Financial, a quien se le apoda el “Buffett de Canadá” o Tom Gayner, presidente de Markek y al que llaman el próximo Buffett, enviarán misivas a sus accionistas en los próximos meses, según añade este portal online.

Por Sara Busquets

Investing.com
Investing.com