Por César Addario

Las criptomonedas son divisas descentralizadas, no dependen de ningún banco o gobierno. Se basan en un sistema digital de encadenamientos que hace las operaciones sean seguras y relativamente de bajo costo.

El Bitcoin, una de las más populares y valorizadas, arrancó costando centavos en 2008 y actualmente supera los US$47,000, valor que ha alcanzado a mera fuerza de oferta y demanda. Hay otras, como Ripple, Litecoin y Ethereum. Otras que han crecido en los últimos meses son Monero, Neo, Dash, Iota, Nem y Cardano.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Entre estas hay criptomonedas impulsadas por empresarios, por gobierno como China, y por la misma banca privada. Mantienen la característica de tener valor por sí mismas —sin tener un reserva de oro, por ejemplo, que la sustente—.

¿Se puede negociar con criptomonedas desde nuestros países centroamericanos? La respuesta es sí, y las opciones son variadas. Se pueden comprar directamente a través de las casas de cambio ya establecidas. Una peculiaridad es que al comprar Bitcoin se puede comenzar a tranzar con otro tipo de criptomonedas.

Es importante destacar que, como en todo esquema de inversión, hay que guardar las medidas de seguridad personales, como informarse debidamente (le recomiendo leer, leer y leer hasta que sienta que no tiene más dudas), no confiar en empresas o plataformas no autorizadas, certificadas o reconocidas, y tener claridad sobre nuestro perfil personal de riesgo. Veamos, entonces, algunas de las opciones más seguras.

1. Compra directa. Al comprar Bitcoin se puede manejar una billetera electrónica o “e-wallet” con la que, como mencionábamos se puede luego comprar otras criptomonedas. Esta opción implica un poco más de riesgo, debido a la misma naturaleza volátil del Bitcoin. Quienes las adquirieron hace años y se resistieron a venderla pese a sus caídas temporales, ahora ven bien pagada su apuesta de largo plazo por la misma.  Plataformas como Binance, Changelly, y eToro permiten comprar Bitcoin desde El Salvador.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

2. Corredores certificados. Estos ofrecen servicios de trading, hay paquetes de inversión que generan determinadas rentabilidades y hay rangos de pagos que se determinan de antemano. PrimeXBT y BDSwiss  son plataformas bastante reconocidas y que ofrecen el servicio en Centroamérica.

3. Contratos por diferencia. Al igual que con los corredores certificados, esta es una opción en la que uno no es el dueño de la criptomoneda, sino que invierte en un contrato con el precio del momento, esperando que este suba para vender y obtener una ganancia. Esta opción permite usar PayPal y tarjetas para invertir. IQ Option, Olymp Trade y AVATrade ofrecen estos servicios.

*Es experto en estrategias de Deuda Soberana de los Mercados Emergentes en América Latina.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.