EFE .- Chile alcanzó este lunes 2.9 millones de vacunados contra el COVID-19 desde que inició la campaña de inmunización masiva el pasado 3 de febrero, de los cuales un 58.6% pertenece a la población objetivo mayor de 65 años.

De acuerdo con los datos entregados por el Departamento de Estadística e Información del Ministerio de Salud, hasta las 17:00 hora chilena de esta jornada se vacunaron 99,490 personas, alcanzando un total de 2,938,813 personas.

Situado como el país que lidera el proceso de vacunación en Latinoamérica, por sobre gigantes como Argentina, Brasil y México, la campaña desplegada por las instituciones de Salud chilenas se ha basado en la amplia red de atención primaria distribuida a lo largo de un territorio de más de 4,200 kilómetros.

“Nosotros estamos vacunando rápidamente y en esa época en el hemisferio norte no se estaba vacunando todavía”, destacó el ministro de Salud, Enrique Paris.

Te invitamos a leer: Vacunarse en el auto, la nueva apuesta de Chile para inmunizar contra el COVID

Según registros de Our World Data de la Universidad de Oxford, hasta este domingo Chile se posicionó como el quinto país del mundo en administrar más vacunas cada 100 habitantes, solo por debajo de Israel, Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido y Estados Unidos.

En la misma línea, Chile espera para esta semana la llegada de dos nuevos cargamentos del laboratorio chino Sinovac, con más de dos millones de dosis cada uno, además de 190,000 dosis más de vacunas Pfizer-BioNTech.

El objetivo del Gobierno es inocular a toda la población de riesgo -casi 5 millones de personas entre adultos mayores, enfermos crónicos y funcionarios de salud- antes de que finalice el primer trimestre.

Para ello y considerando al resto de la población que se espera inocular durante los primeros seis meses de 2021, Chile tiene comprometidas más de 35 millones de dosis de diferentes laboratorios y de la plataforma Covax.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter.

Esta diversificación en la obtención de las vacunas también ha sido destacada como una de las bases para el rápido avance de la campaña en Chile, zanjando contratos con múltiples laboratorios de manera anticipada.

Desde mediados del pasado diciembre, en plena temporada estival, el país austral vive una segunda ola de la pandemia que en los últimos días ha logrado estabilizarse, arrojando un número de casos nuevos en torno a los 3.500 y con menos del 10% de la población confinada.

A la fecha, más de 20,000 personas han fallecido producto del COVID-19 y los infectados suman más de 800,000 desde el inicio de la pandemia en marzo pasado.