Por Johnny Castro de La República

La cobertura de las redes de fibra óptica utilizadas para llevar Internet de banda ancha hasta los hogares, comercios y oficinas costarricenses aumentó un 146% en un año, lo que hace más posible adquirir una conexión de este tipo.

Durante este periodo se pasó de 78.417 a 192.996 kilómetros de redes de fibra óptica en todo el país, reveló un análisis comparativo del mercado de las Telecomunicaciones de Costa Rica, realizado por la Superintendencia que regula este mercado.

“Los usuarios del servicio de Internet han exigido mayor calidad en los servicios de telecomunicaciones, producto de las condiciones provocadas por la pandemia y las empresas de telecomunicaciones han respondido ampliando sus redes de fibra óptica. Esto permite mejores anchos de banda y estabilidad”, explicó Federico Chacón, presidente del Consejo de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel).

El crecimiento de la red va de la mano con el aumento de las suscripciones de servicios de Internet a través de fibra óptica, que creció en un 63% en el último año, según datos de Sutel.

Desde el operador estatal kölbi, la trasnacional Claro y nuevas telcos como Fibraencasa y Metrocom se han convertido en referentes de esta tecnología que pone en peligro las conexiones de cable coaxial, una tecnología es más antigua y menos estable que la fibra óptica.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Sin embargo, el país aún tiene el reto de equiparar la oferta de servicios de las zonas urbanas con las zonas rurales, para ampliar las oportunidades.

Este trabajo se ha venido desarrollando con recursos del Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel), que ha permitido construir 2.175 kilómetros de redes de fibra óptica para conectar 513 parques y plazas en todo el país, que hoy cuentan con redes de Internet Wi-Fi gratuitas.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Las suscripciones de Internet superiores a una velocidad de descarga de 10 Megabytes (en todas las tecnologías) han pasado de un 9% a un 54% en los últimos dos años, producto de la mayor demanda y oferta de este servicio en la población.

*En alianza con La República

[email protected]