Nacida en Santa Ana, El Salvador, Carina Umaña se convirtió en el orgullo latino de su país de origen al formar parte de la misión de la NASA que llevó un “rover” al planeta rojo.

Umaña trabaja en Jet Propulsion Laboratory (JPL) ubicado en Pasadena, el cual se encargó de seguir el proceso de la misión Perseverance, que tuvo como resultado el éxito de llevar un vehículo de exploración espacial al Planeta Marte, de acuerdo con el sitio web La Opinión.

El Perseverance es un vehículo de exploración, con cualidades “todoterreno” para navegar en el espacio. Despegó de la Tierra hace más de seis meses y, después de viajar casi 300 millones de millas, llegó a Marte el último 18 de enero.

De acuerdo a reportes de CNN, el objetivo de en esta misión “es explorar y ver si hay microfósiles e indicios de vida pasada en el lugar”. Eventualmente se planea recoger muestras de rocas y suelo; además, grabar audios durante los meses que el astromóvil permanezca en el lugar.

Le puede interesar: La historia de la colombiana que con su talento lleva la NASA a Marte

Orgullo latino en misión de la NASA

Carina Umaña expresó que cuando vio aterrizar el dispositivo no pudo contener las lágrimas de emoción y confiesa que fueron casi tres años y medio de trabajo para hacerlo realidad.

La salvadoreña cuenta que empezó a estudiar justicia criminal en Pasadena City College (PCC), “sólo por curiosidad tomé una clase electiva de electrónica y así me enamoré de esta profesión”, reveló.

Hoy es técnica de desarrollo electrónico (electronic development technician) en el equipo de la NASA, cuya tarea se refiere a la construcción de la parte electrónica de los prototipos.

“Los ingenieros son los que se encargan de investigar y diseñar. Vienen conmigo y me dicen: ‘¿Crees que puedas hacer funcionar esto?’. Entonces busco las partes y lo construyo”.

“Me siento muy orgullosa. No todos tenemos esa oportunidad de trabajar en un lugar como JPL. Es algo increíble, porque son proyectos en los que tenemos sólo una oportunidad para que salgan bien”, explica Umaña.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Carina recomienda a los jóvenes latinos que quisieran trabajar en esa carrera, que “no se den por vencidos porque el que quiere lo alcanza, hay que tener paciencia y ser perseverante”. Incluso indica que hay ingenieros que han solicitado entrar a la entidad “más de 200 veces”, por ello “hay que insistir”, expresa convencida.

Además la mujer opina que es importante tener representación latina en instituciones de peso, como en su caso en la NASA: “Hay que creer en uno mismo. A veces de donde venimos no hay oportunidades”.

Como madre de tres hijos, al preguntarle si le da el tiempo de desarrollar su rol de mamá y hacer historia como profesional dice que “sí, todo se puede… Una como mujer siempre tiene el poder de hacer todo”.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Y agrega que no hay que creer que porque uno tiene bebés ya no se puede. “Siempre hay una manera de hacer las cosas. Uno de mujer ¿qué no puede hacer?, somos invencibles”, dice entre risas.