EFE.- Aumentar la producción de vacunas en la Unión Europea (UE) es uno de los principales objetivos que se han marcado tanto los Veintisiete como el Ejecutivo comunitario, mientras mantienen la presión sobre las farmacéuticas, especialmente AstraZeneca, para que cumplan con el calendario de distribución acordado.

“El acceso a tiempo de Europa para tener suficientes vacunas sigue siendo un reto sin resolver”, escriben los líderes de España, Bélgica, Dinamarca, Lituania y Polonia en una carta enviada hoy al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y al resto de Jefes de Estado y de Gobierno, en vísperas de la cumbre en la que abordarán el asunto.

TEMOR AL INCUMPLIMIENTO

En las últimas horas ha vuelto a aumentar el foco sobre AstraZeneca ante las dudas que han surgido sobre la posibilidad de que tampoco en el segundo trimestre entregue las dosis pactadas con la Comisión Europea (CE).

“Lo importante para nosotros es que, junto con los Estados miembros, podemos garantizar la entrega rápida de un número suficiente de dosis. La Comisión y los Estados miembros están en contacto con la empresa y trabajan para conseguirlo”, dijo a Efe el portavoz de Sanidad del Ejecutivo comunitario, Stefan De Keersmaecker.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Según el pronóstico “más reciente” sobre la entrega de vacunas de la covid-19 en el segundo trimestre, la farmacéutica anglo-sueca “pretende” cumplir con su contrato con la Comisión Europea, dijo un portavoz de la empresa, ante la información de la agencia Reuters de que AstraZeneca volverá a entregar menos de la mitad de las dosis entre abril y junio, lo que sería un nuevo incumplimiento que se sumaría al del primer trimestre.

El portavoz aseguró que el contrato con Bruselas establece que “la mitad del volumen esperado provendrá de la cadena de suministro de la UE, mientras que el resto vendría de la red de suministro internacional” y que el laboratorio “esta trabajando” para entregar los 180 millones de dosis pactadas en el segundo trimestre.

PRODUCCIÓN EUROPEA

Precisamente resolver los problemas en la cadena de suministro es el objetivo principal que hay que conseguir, según dijeron el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y los otros cuatro líderes europeos, en la carta que enviaron a Michel.

“Nuestro mensaje clave hoy es que necesitamos urgentemente integrar y dirigir estratégicamente nuestra cadena de valor para impulsar las capacidades de producción de vacunas en Europa”, escribieron en la misiva.

Estos cinco países de la UE piden “apoyar” a los productores establecidos en Europa, en caso de que surjan problemas inesperados durante el proceso de producción, e incluso creen que habrá que construir nuevas fábricas, además de “adaptar” las ya existentes.

El mensaje va en la línea del plan que publicó la semana pasada la CE para ayudar a eliminar los cuellos de botella en la fabricación de las vacunas y para adaptarse al reto que plantean las variantes del virus, después de que la presidenta, Ursula Von der Leyen, reconociese haber sido “demasiado optimista” sobre la capacidad de producción de los laboratorios.

Hasta la fecha, la UE ha recibido 40,7 millones de dosis, explicó ayer el vicepresidente del Ejecutivo comunitario, Maros Sefcovic, y la previsión es que en el segundo trimestre se distribuyan 300 millones de dosis adicionales, según lo pactado con las farmacéuticas.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

La proyección tiene en cuenta los contratos de compra anticipada firmados con Pfizer-BioNTech, Moderna y AstraZeneca -las tres empresas cuya vacuna se ha aprobado en la UE-, aunque las cifras pueden aumentar si se da el visto bueno al fármaco de Johnson & Johnson, previsto para mediados de marzo.

El Ejecutivo comunitario sigue manteniendo que es posible conseguir su objetivo “ambicioso” de haber vacunado al 70 % de la población adulta al final del verano.