Thales, compañía dedicada al desarrollo de sistemas digitales, dio a conocer las nuevas tendencias del entorno digital que se dilucidarán en 2021. El Vicepresidente, Roman Baudrit, recalcó que será un año “desafiante para las empresas” debido a los retos a los que deberán enfrentarse: mejorar los resultados de negocio y optimizar las operaciones y costos.

Ante la pandemia actual del virus SARS-CoV-2, los negocios tuvieron que adaptarse a las nuevas herramientas tecnológicas para personalizar la experiencia de sus clientes, lo cual implicó una digitalización acelerada. Esto hará que “los profesionales de la TI sigan invirtiendo y reforzando la seguridad de sus plataformas para ofrecer un servicio seguro”, declaró Baudrit.

Te invitamos a leer: Es urgente cerrar la brecha digital

El panorama, permitió que THALES se percatara de un cambio de paradigma en la era digital, el cual puede resumirse en cinco aspectos puntuales:

IDENTIDAD DIGITAL

Su ascenso revolucionará el trabajo remoto y será la clave para combatir cualquier fraude. Para distintos sectores de salud, gobierno, finanzas y tecnología móvil, será se suma importancia construir un sistema que le brinde confianza al usuario y lo aleje de cualquier filtración de datos.

PROTECCIÓN DE DATOS

El “derecho a la privacidad” es un término que ha cobrado relevancia en la última década, por lo cual, las empresas deberán aprovechar, definir y descubrir el tipo de tecnologías digitales tales como el cifrado, para protegerse de cualquier ataque cibernético.

UN ESCUDO CONTRA LOS DELITOS CIBERNÉTICOS

La pandemia cesó al mundo entero, aunque eso nunca detuvo a los ciberdelincuentes. Crear estrategias que sirvan de protección hacia tal amenaza, será una tarea prioritaria para el mundo digital. En el informe se explica que la Organización de las Naciones Unidas “estima que el delito cibernético organizado costará a la economía global alrededor de $5.2 billones” entre 2021 y 2025.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook.

SUPREMACÍA CUÁNTICA

Por último, la computación cuántica, liderada principalmente por Amazon, Google e IBM, promete ser un motivo de inversión para empresas que estén interesadas en el terreno de la investigación. Sin embargo, no se puede olvidar que la seguridad cibernética podría verse afectada en caso de que estos recursos lleguen a manos equivocadas.

Por ello, THALES reafirma que: “las empresas que manejan los datos más sensibles del mundo no podrán perder el tiempo a la hora de implementar planes que permitan desarrollar algoritmos inmunes a la computación cuántica en los productos de seguridad de datos que liberen”.

El ambiente parece apuntar hacia nuevas oportunidades, donde cada acción implementada servirá de aporte para la evolución tecnológica, digital y cibernética de las sociedades futuras.