EFE.- El Gobierno de Nicaragua informó este viernes que la Junta Directiva del Programa Mundial de Alimentos (PMA) aprobó un incremento en su presupuesto para el período 2019-2022 por 31.3 millones de dólares para apoyar la seguridad alimentaria en ese país centroamericano.

Ese incremento presupuestario se da “a raíz de los fenómenos meteorológicos y afectaciones provocadas por los huracanes Eta e Iota” en noviembre pasado, que afectaron principalmente el Caribe nicaragüense, indicó el Ejecutivo en una declaración.

“Las evaluaciones de los daños materiales, la destrucción de medios de subsistencia, en particular en la Costa caribeña y el corredor seco centroamericano, pusieron de relieve la vulnerabilidad de nuestro país ante las perturbaciones recurrentes debidas al cambio climático”, señaló el Gobierno.

En coordinación con el Gobierno, el PMA ampliará las actividades de alimentación escolar, apoyará los programas nacionales de protección social basados en actividades productivas, y proporcionará servicios relacionados con la cadena de suministro, indicó.

Te invitamos a leer: Nicaragua: Fijan el salario mínimo en 186.6 dólares, un incremento del 3%

Alrededor de 26,000 familias serán destinatarias de un proyecto conjunto del PMA y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), mediante el cual los beneficiarios recibirán activos productivos y los insumos agrícolas necesarios para reanudar las actividades de plantación, de acuerdo con la información oficial.

El aumento de presupuesto del PMA a Nicaragua responde al compromiso del Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega “de concretar acciones que le permitan la recuperación y reactivación económica, social y ambiental, con el apoyo de organismos y países donantes con los cuales Nicaragua mantiene excelentes relaciones de acompañamiento y solidaridad, en tiempos normales y de emergencias como la provocada por los dos huracanes”, agregó.

La Región Autónoma del Caribe Norte, la más pobre y aislada, y de unos 500,000 habitantes, en su mayoría indígenas, fue la zona más afectada por el paso del huracán Eta el 3 de noviembre pasado, y del Iota el 16 del mismo mes, ambos en categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, de un máximo de 5.

El Gobierno de Nicaragua ha estimado en 742 millones de dólares las pérdidas causadas por los huracanes, que además dejaron 21 muertos, sin incluir al menos 7 víctimas, 3 de ellas durante el paso de Eta, que no fueron reconocidas por las autoridades. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook.