EFE.- Cuba superó este lunes los 50,000 casos acumulados de COVID-19 y cerró febrero como el peor mes desde el inicio de la pandemia, con 22,998 contagios y 108 fallecidos en ese periodo.

El país sumó hoy 811 nuevos contagios y dos fallecidos para un total de 50,590 positivos y 324 muertes desde marzo del año pasado, según el parte actualizado este lunes por el Ministerio de Salud Pública (Minsap).

Los nuevos casos, de los que 804 son autóctonos y 7 importados, se detectaron tras procesar 19,155 muestras PCR.

En hospitales cubanos hay internadas 19,317 personas: 4,104 casos activos -23 en estado crítico y 39 graves-, 3,481 con síntomas sospechosos y el resto en vigilancia epidemiológica.

Leer también: Cuba notifica 875 nuevos casos positivos de COVID-19

La Habana -la ciudad más poblada de Cuba, que alberga 2.2 millones de personas- se mantiene como epicentro del actual rebrote con 337 nuevos positivos diagnosticados la víspera y una elevada tasa de incidencia de 293.8 casos por 100,000 habitantes.

En la capital cubana rigen actualmente medidas de contención que incluyen un toque de queda nocturno, pero la escasez derivada de la crisis económica que atraviesa el país obliga a que la gente salga a la calle y haga largas colas para adquirir alimentos y otros productos básicos.

Por provincias, a La Habana le siguen esta jornada en número de casos la occidental Pinar del Río, con 85, y la central Camagüey, con 60.

La actual tercera ola de la pandemia provocó el retroceso en la desescalada en casi todo el país y ha obligado a aplicar medidas restrictivas para frenar los contagios como el cierre de los centros educativos, bares, restaurantes y playas, y limitaciones en el horario del transporte público.

Las autoridades cubanas retomaron a inicios de febrero la aplicación del aislamiento de viajeros en centros estatales y ampliaron la lista de países con los que los vuelos regulares permanecen restringidos al mínimo.

Cuba desarrolla cuatro candidatos vacunales contra el COVID-19 y sus autoridades esperan poder inmunizar a toda su población este año.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook.

Los dos candidatos más avanzados, denominados “Soberana 02” y “Abdala”, comienzan este mes -aún sin fecha confirmada- la tercera y última fase de ensayos clínicos, para las cuales han comenzado a producirse ya miles de dosis.

El país no ha adquirido vacunas en el mercado internacional ni forma parte de los 33 países latinoamericanos que se han sumado al Mecanismo Covax, creado con el auspicio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para favorecer un acceso equitativo a la inmunización para naciones de ingresos medios y bajos.