EFE.- El director de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan, consideró hoy “prematuro y poco realista” predecir que el coronavirus causante del COVID-19, estará erradicado en 2022, aunque indicó que sí espera que para entonces haya dejado de provocar muertes y casos graves.

“Sería prematuro y poco realista creer que acabaremos con el COVID-19 a finales de este año, pero sí podemos acabar con las hospitalizaciones y las muertes, terminar con la tragedia asociada con la pandemia”, aseguró Ryan en rueda de prensa.

“La principal meta ahora es mantener la transmisión del virus lo más bajo posible” para reducir esos casos graves y mortales, añadió.

Le puede interesar: OMS: Europa es otra vez epicentro del COVID pero puede evitar confinamientos

Ryan también afirmó que algunos datos preliminares permiten ver que las vacunas contra COVID-19, ya empiezan a influir en el descenso de la transmisión del coronavirus en algunos países, algo “muy alentador”.

“Si las vacunas comienzan a impactar no sólo en menos muertes y hospitalizaciones, sino también en las dinámicas de transmisión, entonces creo que aceleraremos el control de la pandemia“, aseguró Ryan, aunque admitió que “por ahora, es el virus el que tiene ese control”.

Ryan advirtió de que las buenas noticias en relación con las vacunas, vienen sin embargo, acompañadas de nuevas cifras de ascenso de casos diarios globales, por lo que “aún afrontamos un fuerte reto”.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Un año del primer caso de COVID-19 en Nueva York: del error al progeso

Nueva York identificó hace un año su primer caso de COVID-19 y este lunes, con 1.6 millones de contagios y 47,000 fallecidos acumulados, sus autoridades reflexionaron sobre el “error” de no actuar con rapidez pero también del “progreso” para controlarlo a base de pruebas masivasprotocolos de seguridad y ahora vacunas.

“Ha pasado exactamente un año desde que identificamos por primera vez el COVID-19 en Nueva York y, aunque hemos hecho un increíble progreso para vencerla, haciendo pruebas y vacunando cada vez a más neoyorquinos, necesitamos seguir vigilantes”, dijo en una nota el gobernador del estado, Andrew Cuomo, quien dio la noticia entonces.