Por Héctor Cordero / Prensa Libre

Un triciclo eléctrico fue donado al profesor Gerardo Ixcoy, conocido como el profesor Lalito, que se hizo famoso recorriendo las calles de Santa Cruz del Quiché para apoyar a sus alumnos en triciclo modificado por él pero que era muy pesado; ahora podrá recorrer más fácilmente las calles de la cabecera departamental.

uan Carlos Botrán, director de la Asociación Movilidad y Seguridad Vial, indicó que todo comenzó desde que se conoció la noticia de que había un profesor en santa Cruz del Quiché que visitaba a sus alumnos en medio de la pandemia del covid-19 en un triciclo modificado por él.

Fue allí donde surgió la frase “Qué tal sí”… qué tal sí le conseguimos un triciclo eléctrico para que su trabajo sea más cómodo y pueda movilizarse de una forma sana pero apoyando al docente en las distancias que recorría diariamente. La propuesta tuvo eco en personas particulares y empresas que colaboraron para donarle el triciclo eléctrico al profesor Lalito, señaló.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Botrán dijo que Ixcoy es un ejemplo para a docencia en el país y se demostró que cuando se quiere se puede. Agregó que la empresa de energía eléctrica les donará un panel solar para que Lalito no gaste en energía para cargar la batería de su triciclo.

Guillermo Hegel, cofundador de Electrobikes, expresó que el proyecto se inició en noviembre del 2020. “Lalito nos presentó su triciclo al que lo modificaríamos para convertirlo en eléctrico, pero era muy pesado por lo que decidimos construir uno nuevo para presentar un buen proyecto”, explicó. 

El triciclo cuenta con una batería de 14.5 amperios-hora que podría durar unas 80 horas, pero por el peso su funcionamiento se reduce a 40 horas, tiempo suficiente para el recorrido que hace el profesor Lalito en su trabajo. Está batería mueve un motor de 750 wats que es uno de los más grandes, cuenta con censores de velocidad, carga de la batería, dijo Hegel.

Este tipo de vehículo no es una motocicleta, se tiene que pedalear, pero ayuda enormemente cuando se transita en caminos inclinados que necesitan mucha fuerza, pero al mismo tiempo mantiene su condición física. El triciclo tiene un costo en el mercado de Q22 mil aseguró el representante de Electrobikes.

Gerardo Ixcoy, el profesor Lalito, muy emocionado recibió el triciclo y aseguró que lo utilizará para visitar a niños de la comunidad de Choacamán Central en Santa Cruz del Quiché. “Ya estoy coordinando con las autoridades comunitarias y quiero empezar lo más pronto posible y por supuesto no cobraré ni un centavo”, expresó.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Lalito indicó que junto a su esposa iniciaron el negocio de elaborar ropa tradicional para mujeres en el mercado de Santa Cruz del Quiché, porque el colegio para el que trabajaba no lo contrató nuevamente. Indicó que en pocos días iniciará con el proyecto de reforzamiento educativo para niños de escasos recursos económicos, para lo cual ya está modificando el parqueo de la casa de su hermano, que muy amablemente los apoya en sus proyectos educativos, explicó.

El profesor Lalito está por cerrar la carrera de Profesor de Enseñanza Media en la Universidad de San Carlos en Santa Cruz del Quiché. “Ya presenté mi punto de tesis que fue la Educación en mi triciclo”, está aprobado y solo me falta defender mi tesis para poder graduarme”, expresó muy emocionado.

Tres meses atrás, durante una visita a Quiché, Claudia Ruíz, ministra de educación, se comprometió públicamente con el profesor Lalito a contratarlo como maestro en el Ministerio de Educación, pero llegado enero la ministra no cumplió con su promesa.

Guayner Vásquez, director Departamental de Educación de Quiché, señaló a principios de año que se contrataría a los maestros que ya contaban con un contrato y que quizá más adelante contratarían a Lalito, pero no dio muchas esperanzas.

Ixcoy indico que no pierde el positivismo. “Ellos sabrán por qué no me contrataron, pero yo continúo con mi vocación, que es enseñar, y seguiré mi sueño de algún día contar con colegio propio y si se puede integrarme al Ministerio de Educación, donde podría desarrolla muchos proyectos. El año pasado recibí mucho apoyo y tengo que devolver algo a la comunidad,  expresó.

Gerardo Ixcoy está entre los 11 maestros de Guatemala que recibieron el premio Maestro 100 puntos de Empresarios por la Educación, y además fue declarado embajador de la Educación por la Paz.

(Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

*En alianza con Prensa Libre