Por Natiana Gándara / Prensa Libre

Durante el 2020, 11 por ciento más de hogares tuvieron acceso a la banda ancha, versus el 2019. En Costa Rica aumentó 17 por ciento, en Panamá 14 por ciento, en El Salvador 11 por ciento y Guatemala fue uno de los más bajos con 8 por ciento, según un reporte elaborado por la firma internacional Kantar.

La desigualdad en el acceso de internet y a las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), se le conoce como brecha digital. En Guatemala se mantiene en un 30 por ciento, y   en lugar de tratar de reducirla se amplía cada vez más.

Por ejemplo, a finales del año pasado, la entidad encargada de regular el espectro radioeléctrico en el país generó polémica al informar sobre un proceso de reordenamiento de títulos de usufructos vigentes en la banda 700 MHz.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Según informó la Superintendencia de Telecomunicaciones (SIT) —a través del departamento de Comunicación— es el paso necesario para aprovechar de manera eficiente la mayor cantidad posible de MHz en dicha frecuencia, y que finalizado ese procedimiento beneficiará el desarrollo de Guatemala y aumentará la cobertura de los servicios móviles.

El objetivo será reducir la brecha digital, incrementar la competitividad y alcanzar en la distancia de cobertura ayudando a fortalecer la conectividad e infraestructura tecnológica del país.

Sin embargo, la misma SIT reconoció que no existe ningún proceso de licitación vigente de conformidad a lo que establece la ley de contrataciones del Estado de la Banda 700 MHz, y que en su momento se realizará mediante el procedimiento de subasta establecido en la ley general de Telecomunicaciones.

En opinión de Raúl Solares, exsuperintendente de la SIT y especialista en el tema, el crecimiento económico y social de un país va estrechamente relacionado con la inclusión y el desarrollo digital, y no es viable sin un aumento en la conectividad y la banda ancha.

La SIT desconoce una fecha de cuándo se eliminará o cuánto se reducirá la brecha digital, porque es un tema que no solo depende de la tecnología o infraestructura que se coloque, sino que se debe contemplar a los usuarios finales que necesitan conocimientos y deseos de aprovechar la tecnología para la utilización de estos recursos.

Otras actividades

El estudio de Kantar también reflejó que la pandemia motivó a más hogares centroamericanos a tener computadora, un 2 por ciento más tienen acceso a este bien, donde llega al 48 por ciento de centroamericanos que tienen acceso a computador portátil o tableta.

Los mayores crecimientos se observaron en Costa Rica (60 por ciento) y Panamá (52 por ciento). No solo lo relacionado a la conectividad a la red impulsó a los centroamericanos durante en 2020, la televisión de paga también jugó un papel importante para el entretenimiento durante la pandemia, donde el 6 de cada 10 centroamericanos afirmaron que miraban televisión para pasar su rato libre durante el confinamiento.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Solares resaltó que en aquellos hogares en donde no se tenía la capacidad suficiente de internet les ha impedido crecer conforme sus necesidades, por lo que han tenido que acudir a sus proveedores de servicio solicitándoles incrementos en los anchos de banda. Pero, ese no es el caso en la gran mayoría de hogares en el país (sobre todo en el interior), “por la enorme brecha digital que aún padecemos en Guatemala”, concluyó el exsuperintendente.

*En alianza con Prensa Libre