EFE.- Nicaragua comenzó este martes el proceso de vacunación contra el COVID-19, dirigida a pacientes con enfermedades crónicas, quienes recibieron de forma voluntaria la fórmula Sputnik V, elaborada en Rusia.

El proceso de vacunación dio inicio en los hospitales Antonio Lenin Fonseca y Cruz Azul, ambos de Managua, donde asisten las personas con problemas en los riñones, informaron las autoridades nicaragüenses, que no brindaron detalles sobre la estrategia de inmunización ante el coronavirus SARS-CoV-2.

A pesar de ser la primera jornada de vacunación contra el COVID-19, la afluencia de personas a los centros médicos donde fue aplicada la Sputnik V pareció normal, no obstante, solo se aplica a enfermos crónicos que la soliciten de forma voluntaria, según constató Efe.

Las primeras dos personas en ser vacunadas fueron un hombre de 62 años y una mujer de 56, quienes confirmaron que acudieron de forma voluntaria, y agradecieron al presidente Daniel Ortega por “haber traído la vacuna”, donada por Rusia.

El Comité Científico Multidisciplinario celebró el inicio de la vacunación, pero recordó al Gobierno que para que la población tome “una decisión voluntaria se requiere estar debidamente informado sobre el riesgo de enfermar o morir por el COVID-19, la eficacia de la vacuna, su beneficio, reacciones secundarias, y acceso a atención médica en caso de ser necesario”.

Leer también: Nicaragua registra 174 muertes por COVID-19 y 6,509 casos positivos

Antes de recibir la vacuna, cada paciente firmó un documento en el que avisó de su sometimiento voluntario, dijo estar “satisfecho con la información recibida”, y eximió a las autoridades “de toda responsabilidad ante eventos relacionados” con la inyección.

CONCIENCIA DE VACUNARSE

Los expertos insistieron en que el Gobierno de Nicaragua debe brindar más que una charla previa a quienes ya están decididos a vacunarse.

“Es necesaria una amplia campaña de información y educación que permita a la ciudadanía valorar su riesgo y estimule la conciencia de la necesidad de vacunarse”, indicaron.

El Gobierno reiteró hoy que centrará sus primeros esfuerzos de vacunación en las personas con padecimientos crónicos, cáncer y cardiopatías.

Aunque las autoridades no han informado de la cantidad de vacunas Sputnik V donadas por Rusia, ya anunciaron que el próximo día 6 llegarán 130,000 dosis de la vacuna producida por AstraZeneca, gracias a la Alianza Gavi para las Vacunas y al Mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que garantiza medicinas para países pobres.

Hasta el momento el Gobierno ha informado de 174 muertos a causa de la pandemia del COVID-19, y 6,509 casos confirmados.

El independiente Observatorio Ciudadano Covid-19 reporta 2,976 fallecimientos por neumonía y otros síntomas relacionados con el nuevo coronavirus, así como 13,140 casos sospechosos.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook.

Según un estudio de exceso de mortalidad del Comité Científico Multidisciplinario, hasta agosto pasado la pandemia del COVID-19 dejó entre 7,600 y 8,500 fallecidos en Nicaragua.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reiterado su preocupación por cómo se maneja la pandemia en Nicaragua, donde el Gobierno no aplica restricciones para evitar su propagación, promueve aglomeraciones, aplica mínimas medidas de prevención social, y brinda el mínimo de información.