EFE.- El primer centro de vacunación federal contra el COVID-19 en el condado Miami-Dade, el más poblado de Florida (EEUU), empezó a funcionar a primeras horas de este miércoles y con una importante afluencia de personas.

El campus norte de la universidad Miami Dade College, es desde este miércoles una sede federal de vacunación contra el COVID-19, con capacidad para administrar por el momento hasta 2,000 vacunas diarias, tras obtener el permiso de la gubernamental Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés).

El centro aplicará no sólo los compuestos de Pfizer, que requieren dos dosis y mantenerse a muy bajas temperaturas, sino también unas 500 de la de Johnson & Johnson, que sólo suponen una dosis y pueden ser preservados en un refrigerador estándar.

De esta forma, este sitio de vacunación se convierte en uno de los primeros de Estados Unidos en empezar a administrar las vacunas de Johnson & Johnson, la cual obtuvo luz verde el pasado fin de semana por parte de las autoridades regulatorias del país.

Le puede interesar: Miami multará hasta con 500 dólares a quienes no porten cubreboca

El presidente interino del campus norte del centro universitario, Fermin Vázquez, señaló a la estación local de la cadena CBS, que esperan incrementar hasta las 3,000 dosis diarias y que al cabo de unas tres semanas podrán aplicar unas 5,000 dosis cada día.

“Habrá un flujo constante de vacunas disponibles en el sitio”, auguró el directivo.

Precisamente, desde este miércoles los maestros de escuela, policías y bomberos mayores de 50 años se suman a quienes ya pueden recibir las vacunas en Florida, que con 1,918,100 contagiados acumulados de COVID-19, es el tercer estado con mayor número de casos.

Durante los próximos dos meses, el centro de vacunación en el campus norte de Miami Dade College, operará los siete días de la semana y vacunará de preferencia a los que tengan cita previa, aunque ello no es exclusivo.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Asimismo, desde este miércoles funcionarán, bajo la supervisión de FEMA, dos sitios móviles que administrarán 500 vacunas por día en zonas con poblaciones necesitadas en Miami-Dade.

Tal como lo anunció el gobernador estatal, Ron DeSantis, el día de hoy en los edificios públicos de Florida, ondearán las banderas a media asta en honor a los fallecidos por el COVID-19, que hasta el martes sumaban un total de 31,696 muertes desde que el 1 de marzo del año pasado se reportaron de forma oficial los primeros casos.

En el discurso sobre el estado del Estado, ofrecido el martes, DeSantis se jactó de las políticas implementadas en respuesta al COVID-19 y que, a diferencia de otros estados, se apostó por mantener la economía y las escuelas abiertas, lo que ha convertido a Florida en un “oasis” en medio de la pandemia.

“No permitiremos que nadie cierre sus escuelas, no permitiremos que nadie tome sus trabajos y no permitiremos que nadie cierre sus negocios”, afirmó el republicano, quien resaltó que en este estado se haya dado prioridad a los mayores de 65 años en el programa de vacunación

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter