EFE.- Panamá reportó este jueves 11 muertes más por el COVID-19 y 540 casos, para llegar a un acumulado de 5,895 defunciones y 343,281 contagios confirmados en más de 11 meses de pandemia, informó el Ministerio de Salud (Minsa).

Hay 860 hospitalizados por la enfermedad -cifra que en muchos meses no bajó de mil- 709 en sala y 151 en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), de acuerdo con el informe del Minsa.

Añadió que 6,540 pacientes se encuentran aislados en sus casas y 151 en hoteles-hospitales, y que los recuperados suman 329,709.

Panamá, desde que se descubrió el primer caso de contagio el 9 de marzo de 2020, ha aplicado 1,940,72 pruebas para detectar el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 que produce el COVID-19, 8,505 en la últimas 24 horas, con un porcentaje de positividad de 6.3%.

Leer también: Panamá arranca vacunación contra COVID-19 a mayores 60 años

Los test por millón de habitantes ascienden a 453,563 en Panamá, que tiene una tasa de letalidad por el COVID del 1.7%.

Las muertes de acuerdo con el rango de edad se concentran entre las personas de 60 a 79 años (2,865) y mayores de 80 (1,571).

Panamá, el país con más casos acumulados del covid en Centroamérica, inició este jueves la vacunación contra el coronovirus a personas mayores de 60 años, en una jornada desarrollada en el distrito de San Miguelito que comenzó marcada por la poca afluencia.

El proceso de vacunación contempla todas las opciones para que la población acuda a vacunarse, incluso las personas que tengan vencida su cédula de identidad personal lo podrán hacer sin ningún tipo de contratiempo porque su vigencia fue prorrogada hasta 2022, destacaron las autoridades.

Al cierre de este jueves se vacunaron en San Miguelito “a 8,250 personas, ya que la meta de la Operación PanavaC-19 en este distrito es poder inmunizar a 57,360 adultos mayores de 60 años“, dijo el informe del Minsa.

“Este proceso se ha desarrollado de forma muy organizada en coordinación con todos los actores (…) lo que demuestra que ha sido un trabajo en equipo“, afirmó el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Panamá ha iniciado la segunda fase, de las cuatro que conforman la campaña nacional de vacunación contra el COVID-19, tras recibir el miércoles el cuarto lote de Pfizer, de 87,550 dosis, lo que eleva a 245,470 las vacunas recibidas.

La campaña arrancó el pasado 20 de enero y hasta el miércoles se habían aplicado 150,411 dosis en todo el país, según el Minsa, pues en la primera fase se inoculó al personal sanitario de primera línea, discapacitados y personas de la tercera edad en albergues y hospitalizadas, entre otros.