EFE.- Cuba acumula 54,085 casos de COVID-19 y 341 decesos desde marzo del año pasado tras reportar 777 nuevos contagios y cinco fallecidos en las últimas 24 horas, informó este viernes el Ministerio de Salud Pública (Minsap).

Los positivos notificados en la última jornada, detectados tras procesar 18,036 muestras, son todos autóctonos excepto siete importados.

La cifra de casos importados se desplomó en febrero respecto a los dos meses anteriores, tras la entrada en vigor de medidas preventivas como la cuarentena de viajeros en centros estatales y la reducción al mínimo de vuelos procedentes de EU, México, Panamá, República Dominicana, Bahamas, Colombia y Jamaica.

También se mantienen suspendidas las conexiones con Nicaragua, Guyana, Trinidad y Tobago y Surinam, entre otras decisiones para frenar los contagios cuyo aumento provocó el retroceso en la desescalada en casi todo el país.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

En hospitales cubanos permanecen internadas 21,552 personas: 4,551 casos activos -30 en estado crítico y 31 graves-, 3,816 con síntomas sospechosos y el resto en vigilancia epidemiológica.

La Habana, con 2.2 millones de habitantes y epicentro del actual rebrote, registró hoy 333 nuevos positivos.

En la capital cubana rigen actualmente medidas de contención que incluyen un toque de queda nocturno, pero la escasez derivada de la crisis económica que atraviesa el país obliga a que la gente salga a la calle y haga largas colas para adquirir alimentos y otros productos básicos.

Por provincias, a La Habana le siguen en número de casos la occidental Mayabeque (65) y la oriental Granma (60).

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

Cuba desarrolla cuatro candidatos vacunales contra el COVID-19 a los que se acaba de sumar un quinto y con los cuales las autoridades cubanas esperan poder vacunar a toda su población este año.

Uno de los proyectos de inmunización más avanzado, “Soberana 02”, entró ya en la tercera y última fase de ensayos clínicos.

El país no ha adquirido vacunas en el mercado internacional ni forma parte de los 33 países latinoamericanos que se han sumado al Mecanismo Covax, creado con el auspicio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para favorecer un acceso equitativo a la inmunización para naciones de ingresos medios y bajos.