Por Natiana Gándara / Prensa Libre

La pandemia aceleró hasta cuatro años la digitalización de las interacciones con el consumidor y hasta siete años el desarrollo de productos digitales, según un reporte de la firma Mckinsey que presentó en el 2020.

En opinión de especialistas tecnológicos reunidos en la tercera edición del Innovation & Technology Expo 2021, que se llevó a cabo el 24 y 25 de febrero de manera virtual, no existe una mejor forma para mantener la competitividad con las condiciones actuales, que hacer uso de la digitalización y la tecnología para seguir haciendo crecer los negocios y acortar la distancia con los consumidores.

Por esa razón hicieron un llamado al gobierno de Guatemala en buscar e implementar proyectos que reduzcan la brecha digital.

Luis Alfonso Bosch, vicepresidente de Cámara de Industria de Guatemala (CIG) expresó que no se puede negar que aun cuando la adopción tecnológica se ha acelerado en el país, aún existe una importante brecha digital y cientos de guatemaltecos no cuentan con acceso a computadoras en sus hogares y menos aún el acceso a internet.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

El incremento del uso de internet durante la pandemia brindó la oportunidad de mantener activa la economía a pesar de las circunstancias, pero en opinión de Josué Cano, presidente de la Gremial de Tecnología adscrita a CIG aún se necesita mucho más para catapultar todo el potencial que posee el país.

Agenda digital avanza a paso lento

Durante el evento se llevó a cabo el panel: Estrategia Nacional de Gobierno Digital y el comisionado presidencial de Gobierno Abierto y Electrónico, Enrique Cossich comentó que en las mediciones internacionales de adopción de gobierno electrónico, Guatemala siempre aparece en el último cuartil o entre los más bajos, y pese a que hay algunos avances dijo que aún falta camino por recorrer.

Cossich compartió que el plan de gobierno digital se enfoca en cuatro ejes estratégicos: estado eficiente, inclusión digital, gestión transparente y desarrollo de competencias tecnológicas, por lo tanto, estimó que esperan concretar la agenda digital este año y en cuatro años Guatemala debe experimentar una transformación en la forma en como el Estado responde a las necesidades de la población logrando una mejora sustancial en la función pública.

El plan no abarcará solo los 14 ministerios del Estado, sino que se ampliará a todos los entes, tanto secretarias como comisiones para ello se busca consensuar en el Congreso de la República la aprobación de la Iniciativa de Ley 57-66 -Ley de Simplificación de Trámites-.

Te recomendamos: Guatemala fue el país donde menos creció el acceso a Internet en pandemia

El comisionado explicó que han evaluado y analizado la gestión en el Organismo Ejecutivo y han detectado temas comunes como burocracia en la gestión de trámites, exceso de requisitos, escasa automatización de los procesos y servicios digitales, no hay estandarización en el manejo de datos y su clasificación, la infraestructura es obsoleta y poca adopción de tecnologías recientes como la adopción de la nube.

“Vemos instituciones que desean hacer inversiones en data centros cuando esa no es la solución, porque el papel del Estado no es adquirir tecnología sino utilizar las herramientas para mejorar los procesos y servicios”, resaltó Cossich.

En Guatemala se llevan a cabo más de cinco mil trámites y ese inventario debería estar en un portal, pero el 95% de gestiones que debe hacer el ciudadano ante el Estado aún requiere de documentación física, y es un factor que impacta en la competitividad del país, agregó el comisionado.

Por ejemplo, la digitalización de los antecedentes policíacos impactó a un número significativo de ciudadanos, “y de eso se trata de simplificación de trámites”, afirmó el comisionado.

Por su lado, Juan Mini, gerente general del Campus Tec recomendó que es necesario asesorarse con especialistas en el tema y crear alianzas para ir avanzando en los planes de la agenda digital, porque si no siempre quedarán en lo mismo y la pandemia es el claro ejemplo de que sí se pueden acelerar los procesos y adoptar trámites tecnológicos.

Para los industriales, la respuesta está en mejorar la infraestructura de comunicación y aumentar la capacidad de producir riqueza, la cual está ligada con la reactivación económica del país y con la creación de oportunidades de trabajo formal para los guatemaltecos.

La educación digital como prioridad

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Aceña indicó que según datos de la Superintendencia de Telecomunicaciones el 20% de los hogares tienen internet y el 34% lo hace a través de una red móvil. En el caso de la tecnología 3G tiene cobertura en el 30% del país y la 4G está en menos del 20%.

La economista dijo que para hablar de educación virtual, híbrida o la segunda generación de tecnología de computadoras, tabletas o teléfonos inteligentes es importante contar con una carretera o infraestructura adecuada.

“Si queremos digitalizar la educación se deben hacer reformas en la Ley de Telecomunicaciones, en su momento, se logró desmonopilizar el sector público, y todos pueden acceder a un teléfono inteligente, pero no tienen internet”, enfatizó Aceña.

En los últimos 10 años el Ministerio de Educación no ha logrado invertir en el tema de la educación virtual porque la mayoría de la inversión se orienta al pago de pactos colectivos, afirmó la analista del Cien.

*En alianza con Prensa Libre