Reuters.- El gobierno del presidente Joe Biden pidió el martes a la Corte Suprema de Estados Unidos que deseche una disputa sobre la legalidad de una norma de inmigración del exmandatario Donald Trump, donde prohíbe que se considere que los inmigrantes necesitarán de beneficios estatales y reciban la residencia legal permanente.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Los jueces acordaron el 22 de febrero escuchar una apelación presentada por el gobierno de Trump contra el fallo de un tribunal menor que determinó que la norma viola las leyes administrativas y de inmigración federal, ya que amplía inadmisiblemente la definición de quién cuenta como una “carga pública” y aumenta considerablemente el número de personas a las que se les rechazaría la residencia.

Los abogados de las jurisdicciones que apelaron contra la norma, incluido el estado de Nueva York, dijeron que estaban de acuerdo con el gobierno de Biden en que los casos deberían ser desestimados.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado