EFE.- Cuando está cerca de cumplirse un año desde el día que el Museo Metropolitano de Nueva York (Met) se vio forzado a cerrar sus puertas por la pandemia del coronavirus, la destacada institución confirma que está considerando vender algunas de sus obras para poder mantenerse a flote.

En una conferencia virtual en la que el museo reflexionó sobre el duro golpe propinado por el coronavirus y habló sobre su futuro, el director del Met, Max Hollein, aseguró que se plantean la “desadquisición” de obras -el término formal que se utiliza para referirse a la venta de piezas- para “apoyar” su “presupuesto y su personal durante esta crisis sin precedentes”.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Hollein, sin embargo, subrayó que, de llevarse a cabo, “sería una medida muy temporal”, y apuntó que la institución lleva “años y décadas” deshaciéndose de obras para comprar otras.

La diferencia radica, esta vez, en que el dinero recaudado no sólo se reinvertiría para seguir ampliando su colección, sino que podría usarlo también para, por ejemplo, pagar salarios de sus empleados, gracias a una temporal relajación de las normas en este sentido de la Asociación de Directores de Museos de Arte (AAMD, en inglés), una organización que regula las actividades de estas instituciones culturales de EU.

“En este momento, es importante subrayar que hemos estado ‘desadquiriendo’ obras durante décadas, y que tenemos una práctica de ‘desadquisición’ muy robusta y muy profesional”, insistió el director del Met.

El cambio temporal en las normativas de la AAMD trata de ayudar a museos que están en dificultades financieras, y responde al hecho de que alrededor de un 30% de museos de EU no han podido volver a abrir sus puertas tras la pandemia.

El Met, el museo más grande de Estados Unidos, afirma que la pandemia, que ha golpeado a la pinacoteca justo cuando celebraba su 150 aniversario y para el que había preparado importantes eventos y exposiciones, ha provocado una pérdida de ingresos de 150 millones de dólares en unos 18 meses.

“Cerramos el 13 de marzo con la idea en ese momento de que cerraríamos unas semanas para permitir que la sociedad encontrara su camino en la pandemia. Imaginamos que serían unas pocas semanas y que todo estaría bien, pero por supuesto no fue así”, recordó por su parte el presidente del Met, Daniel Weiss.

Weiss subrayó que el museo ya ha pasado por otros duros momentos, como la pandemia de 1918, la Gran Depresión, dos guerras mundiales y el atentado terrorista del 11S, pero nunca ha vivido un año tan duro como 2020.

“Hemos tenido que desarrollar un plan para proteger a la institución económicamente para superar este problema, y al mismo tiempo asegurarnos de que vamos a ser una institución fuerte y saneada en los próximos años, una vez superemos la pandemia”, insistió Weiss.

El Met ha querido destacar además en su pagina web que de cara a las celebraciones del 150 aniversario, el museo había adquirido 2,500 obras de arte.

Además, Hollein anunció la adquisición reciente de obras como “Girl in a Red Dress” (1934), de Charles Alston; “The Broken Five” (2019), de Rashid Johnson; “Untitled (Dreamcatcher)” (2014), de Marie Watt, y “La tentación de Santa María Magdalena (1626), de Johann Liss.

Asimismo, anunció que en abril se inaugurará la exposición que cada año sitúa en la azotea del museo, y que este año corre a cargo del estadounidense de origen venezolano Alex Da Corte, y en junio llegará “The New Women Behind the Camera”, que repasará la historia de la mujer como fotógrafa, así como “The Medici: Portraits and Politics”, que se centra en los retratos que se pintaron gracias a estos mecenas.

Antes, a finales de marzo, se le dedicará una amplia exposición a la estadounidense Alice Neel, una artista y activista que vivió en Nueva York y que se retrató a la sociedad marginada de las décadas de 1960 y 1970, como familias de inmigrantes latinos u hombres homosexuales.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado