Reuters.- El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, criticó al gobierno este miércoles por su manejo de la pandemia y la economía, calificó al mandatario Jair Bolsonaro de “imbécil” en su primer discurso después de que se anularon sus condenas por corrupción.

Lula, cuyas condenas por corrupción fueron anuladas el lunes por un juez de la Corte Suprema, lo que le permite volver a buscar un cargo político, dijo que no ha decidido si se presentará a las elecciones presidenciales del próximo año, pero su aparición daba la sensación de un evento de campaña.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“Salud, empleo y justicia para Brasil”, decía una pancarta que colgaba sobre el escenario del sindicato de trabajadores metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, donde comenzó la carrera política de Lula en los años 80.

“Este país está desorganizado y se está cayendo a pedazos porque no tiene gobierno”, dijo Lula a la audiencia.

Le puede interesar: Brasil se asoma al colapso sanitario en su peor momento de la pandemia

Lula atacó a Bolsonaro directamente por su historial en el manejo de la pandemia de coronavirus y la economía. “La gente no necesita armas. La gente necesita trabajos”, dijo Lula, burlándose de la política a favor de las armas de Bolsonaro.

La sorpresiva restauración de los derechos políticos de Lula podría generar un enfrentamiento entre el izquierdista, quien gobernó Brasil desde 2003 hasta 2011, y Bolsonaro en las elecciones del próximo año.

Una encuesta de la firma Real Time Big Data, publicada por CNN Brasil este miércoles, mostró a Lula y Bolsonaro con el apoyo necesario para llegar a una segunda vuelta.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter