Entrevistas de trabajo. Es la fase de un proceso de selección más tensa: el no pensar respuestas brillantes o tener una mal (por tu parte o por parte del entrevistador) puede echarlo todo abajo.

Existen formas de mitigar la tensión en una entrevista de trabajo, incluso puedes darle la vuelta y dominarla. Si te sabes las preguntas más comunes, te preparas buenas respuestas y practicas regularmente (grabándote y luego revisándote), dominarás las entrevistas de trabajo.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Las preguntas más habituales cambian dependiendo de los tiempos y de las circunstancias.¿Cuáles son las preguntas que deberías saber para prepararte? La solución viene de una nueva encuesta realizada por Zety, un servicio online que ayuda a realizar CV online. 

Aquí tienes las cinco preguntas que aparecerán en toda entrevista de trabajo:

Háblame sobre ti.

Cuéntame sobre un reto o conflicto con el que te encontraste en tu trabajo y cómo lo resolviste.

¿Cuáles son tus grandes fortalezas?

¿Cómo has sabido que teníamos esta oferta laboral?

¿Cuáles son tus mayores debilidades?

No existe respuesta para el “Háblame sobre ti”. Está hecho adrede.

“Una pregunta abierta permite una respuesta más detallada y maximiza la información que obtendrá el que pregunta”, explicó Jacques Buffet, experto de Zety que trabajó en la encuesta.

Las siguientes cinco preguntas más utilizadas en una entrevista del trabajo van por el mismo sitio:

Cuéntame alguna ocasión en la que demostrarte tus habilidades de liderazgo

¿Por qué quieres abandonar tu trabajo habitual?

Cuéntame sobre alguna vez que cometiste un error.

¿Qué tipo de ambiente de trabajo prefieres?

¿Cómo te describirían tus jefes o compañeros de trabajo?

Para todas estas preguntas, la estrategia consiste en dedicar una buena tarde (o dos) a prepararte respuestas que satisfagan al entrevistador. 

Además, los entrevistadores no quieren naturalidad: quieren los mayores detalles posibles en una sola respuesta.

“Aunque es importante sonar natural cuando respondes”, explica Buffet. “Muchos entrevistadores quieren respuestas detalladas y bien pensadas. Recomendamos preparación y perfilar las respuestas al tipo de trabajo que quieres obtener”.

Sin embargo, los entrevistadores esperan algo más de sus candidatos: que también pregunten. Suele ser habitual que en los últimos 10 minutos de la entrevista: el entrevistador quiere saber si tienes preguntas. No vas a quedar mal si dices que “no” pero vas a ganar muchos puntos si dices que “sí”.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

“Nunca hace daño preguntar al entrevistado por su rol y su papel en la empresa, sobre todo si va a ser tu futuro jefe. Ayuda a crear sintonía y mucha gente adora hablar de si misma“.

Así que la encuesta de Zety también preguntó por las preguntas que los entrevistadores esperan escuchar de la boca de los candidatos y son las siguientes:

¿Puedes mostrarme ejemplos de los proyectos en los que estás trabajando?

¿Qué habilidades y experiencia buscas en el candidato ideal?

¿Cómo es un día típico en el trabajo?

¿Este puesto de trabajo es nuevo?

¿Hay oportunidades para avanzar profesionalmente?

¿Cómo seré entrenado/a?