EFE.- Honduras acumuló este jueves 176,427 contagios de COVID-19 y 4,311 muertos por la enfermedad desde que la pandemia comenzó a expandirse por el país, el 11 de marzo de 2020, cuando fueron confirmados los primeros dos casos.

En su informe diario, el estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) indicó en un comunicado que hoy fueron confirmados 985 nuevos contagios entre 3,362 pruebas de laboratorio procesadas, lo que elevó a 176,427 la cifra de personas que han contraído la enfermedad en territorio hondureño.

El organismo sanitario también confirmó el fallecimiento de otros diez hondureños por COVID-19, con los que el total de muertos suma 4,311.

En Honduras 997 afectados por la pandemia permanecen hospitalizados, de los que 528 presentan una condición estable, 404 están graves y 65 en unidades de cuidados intensivos.

Le puede interesar: BCIE aprueba 35 mdd a Honduras para comprar vacuna anticovid

El Sinager añadió a sus registros 140 nuevos casos de pacientes recuperados, con los que la cifra llegó a 68,500 en doce meses de pandemia.

Las primeras personas que fueron confirmadas como contagiadas con COVID-19 en Honduras, el 11 de marzo de 2020, eran dos mujeres que llegaron al país los días 4 y 5 de ese mismo mes procedentes de España y de Suiza.

A un año de la confirmación de esos primeros contagios, el país centroamericano está en un lento proceso de vacunación, que comenzó a finales de febrero con la inoculación de 2,684 personas del sistema sanitario, con una donación que hizo Israel del fármaco de la compañía estadounidense Moderna.

Entre marzo y mayo Honduras recibirá 424,800 vacunas de la firma anglosueca AstraZeneca donadas mediante el mecanismo COVAX que impulsa la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Las primeras 48,000 dosis de ese lote llegarán el sábado a la ciudad norteña de San Pedro Sula.

Además, el Gobierno hondureño ha formalizado la compra a Rusia de 4.2 millones de vacunas Sputnik, mientras que el Instituto Hondureño de Seguridad Social espera entre abril y mayo una compra de 1.4 millones de fármacos para su personal sanitario y derechohabientes.