Por Estuardo Gasparico

Juan Luis Barrios, presidente de Anacafé en Guatemala opina sobre los diversos ángulos del sector cafetalero.

Empleo

La caficultura es una de las principales actividades agrícolas en Guatemala, desarrollada por más de 125,000 productores pequeños y medianos en más de 200 municipios del país, lo que brinda empleo fijo y temporal a casi 600,000 personas cada año.

Le invitamos a leer: Cómo se diversifican los cafetaleros nicaragüenses

Nuevos canales

A pesar de que los restaurantes cerraron en muchos países (el 90% del café guatemalteco se envía a Estados Unidos, Canadá, Japón y Europa), porque hubo un mayor consumo en supermercados y subieron las ventas en línea.

Pandemia

De 2010 a 2020, las exportaciones de café oro superaron los 33.64 millones de sacos de 60 Kg, lo que representó el ingreso al país de 7,611 mdd, aproximadamente. El 2020, contra todos los pronósticos a raíz de la pandemia de Covid-19 y el paso de dos tormentas tropicales, la venta al exterior del grano totalizó 4.16 millones de quintales (3.19 millones de sacos de 60 Kg.) y para 2021 se espera vender al exterior 4.2 millones de quintales.

Le invitamos a leer: La Unión Europea da voto de calidad al café de Centroamérica

Café de calidad

Las áreas cafetaleras más importantes se ubican en regiones montañosas y volcánicas sobre los 1,100 metros sobre el nivel del mar, caracterizadas por concentrar más de 300 microclimas que permiten obtener cafés de alta calidad.

Consumidores exigentes

A nivel local se observa un incremento en la exigencia de calidad por parte de los consumidores individuales, cadenas de restaurantes y coffee shops, por lo que se trabaja en una estrategia para incentivar el consumo en los países de la región.

Le invitamos a seguirnos en nuestra cuenta de Twitter: @Forbes_CA