EFE.- La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aseguró este martes que analiza si los casos reportados de tromboembolismo “son una coincidencia o un efecto secundario extraño” de la vacuna de AstraZeneca, aunque dice seguir “firmemente convencida” de que sus beneficios contra el COVID-19 superan sus riesgos.

Le puede interesar: La EMA confía en AstraZeneca mientras más países suspenden la vacuna

En una rueda de prensa por videoconferencia desde Ámsterdam, la directora ejecutiva de la EMA, Emer Cooke, aseguró que los científicos europeos se toman “muy en serio la seguridad” de la vacuna.

Recordó que, durante los ensayos clínicos llevados a cabo por la farmacéutica, no fueron detectados casos de tromboembolismo posteriores a la vacunación

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook