EFE.- Las autoridades encargadas de atraer inversiones extranjeras a Guatemala prevén conseguir un incremento del 35% en 2021 en comparación con 2020, un año marcado por la pandemia y que, pese a la crisis, consiguió generar un 90% de lo logrado en 2019.

El coordinador general del comité ejecutivo del Programa Nacional de Competitividad de Guatemala (Pronacom), Rolando Paiz, dijo en entrevista para la Agencia Efe que a inicios de este año se han atendido a unas 90 empresas con el objetivo de ofrecerles aterrizar en territorio guatemalteco.

“Solo en enero cerramos cinco (empresas inversionistas). En febrero cerramos dos más de distintos sectores y diversos países de origen de la inversión”, detalla Paiz, ingeniero químico de profesión que anteriormente presidió la Asociación Guatemalteca de Plástico.

Paiz fue designado en 2020 por el presidente, Alejandro Giammattei, para el puesto que ocupa actualmente, tres días después de que el mandatario tomara posesión en enero de ese año.

La encomienda para Paiz fue captar la mayor cantidad y diversidad de inversión extranjera al país, así como mejorar la productividad de las empresas y agilizar los procesos entre ministerios, además proponer reformas para mejorar la competitividad del país.

Leer también: CMI expande sus fronteras más allá de Guatemala

En ese momento, recuerda Paiz, habían en el radar unas nueve empresas con posibilidades de arribar al país, pero para finales de ese mismo año “teníamos unas 65 empresas atendidas y hoy contamos con 90 que hemos atendido; no todas se concretan pero sí hemos caminado”, narra.

En su primer inmersión en la Administración pública, Paiz admite que a veces “te quieres aruñar el cerebro” por lo lento de algunos procesos, pero entiende que “así es como caminan las cosas y hay que seguir un plan”.

UN AÑO PARA RECUPERAR

En su gestión, Paiz y su equipo han conseguido atraer a Guatemala “dos textileras, una empresa de logística, una de energía eléctrica, dos agroindustriales y un ‘call center nuevo’, entonces hemos ido haciendo un esfuerzo sumamente interesante”.

En 2019, subraya, “la inversión extranjera directa representó más o menos 1,000 millones y medio de dólares para el país”.

Pese la pandemia “encima” en 2020 y la caída del 1.5% del Producto Interno Bruto (PIB) confirmada a final de año, el funcionario señala que de igual forma se generaron 900 millones de dólares, el 90% de lo obtenido en 2019.

Y para 2021, con los nuevos ingresos y la “mística” de su equipo, apunta a conseguir “un 35% más sobre lo que se atrajo en 2020”, es decir, unos 270 millones de dólares en perspectiva.

De acuerdo a Paiz, cuya entidad depende del Ministerio de Economía, la tarea de atraer inversiones a Guatemala “se había descuidado hace mucho tiempo. Nadie lo hacía. Había una persona encargada del área y la asistía otra”.

Ahora, asevera el funcionario, tienen especialistas en áreas como puertos, energía eléctrica e infraestructura, con la disposición de encontrar las respuestas a las necesidades de las empresas.

LAS PRIORIDADES DE INVERSIÓN

La Pronacom identificó cuatro sectores prioritarios para atraer la inversión, según indicó Paiz. Estos son medicamentos, dispositivos médicos, aparatos electrónicos y centros de atención al cliente.

“Estos son cuatro sectores que si Guatemala hace un esfuerzo importante en transformar sus procesos internos de Gobierno y tomamos unas serie de decisiones que ya estamos avanzando, podemos atraer al rededor de 400 millones de dólares (extra) de estos cuatro sectores“, enfatizó.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

En cuanto al turismo, quizá el sector más golpeado por la crisis de la pandemia y los confinamientos, Pronacom también busca reactivarlo, ya que “el turismo tiene un potencial ilimitado en nuestro país”, subraya Paiz.

En los dos primeros meses de 2021, Guatemala percibió más de 201 millones de dólares en inversión extranjera directa.

De acuerdo a los cálculos del Banco de Guatemala (central), el crecimiento del producto interno bruto estimado para 2021 será de entre 2.5% y 4.5%.