El director ejecutivo de Tesla Motors, Elon Musk, asegura que cerraría su compañía de automóviles eléctricos, si les dieran el uso para realizar actividades de espionaje. El sábado pasado, el empresario admitió esta decisión después de que el Ejército de China anunciara que prohíbe la presencia de autos fabricados por Tesla dentro de sus instalaciones militares.

A lo largo de una discusión virtual en un foro de China liderado por una fundación que forma parte del Consejo de Estado del país asiático, Musk afirmó que “hay un incentivo muy fuerte para que seamos muy confidenciales con cualquier información. Si Tesla usó autos para espiar en China o en cualquier otro lugar, nos cerrarán”, de acuerdo con

Dentro de sus primeras declaraciones del magnate sudafricano, ya se habían dado a conocer las medidas tomadas por el ejército chino, en las cuales mostraron su preocupación (en términos de seguridad) por la fabricación que caracteriza a los autos de Tesla, incluyendo las cámaras que contienen, de acuerdo a fuentes citadas por Reuters.

Sin embargo el viernes pasado, el medio The Wall Street Journal señaló que la noticia de limitar el uso de este tipo de automóviles eléctricos, también se extendió a todas las entidades estatales del territorio Chino, pues las autoridades mencionan que la información recopilada por los autos, podrían representar filtraciones de seguridad nacional.

Le puede interesar: Elon Musk está creando ciudad Starbase en Texas

Toda esa información que se ha dado a conocer, se anunció en las reuniones recientes en Alaska entre delegados de ambas naciones. Dicho encuentro constituye la primera interacción presencial de alto nivel desde que Joe Biden llegó a la Presidencia, además de que en la junta ambos países se criticaron y acusaron entre sí.

Estados Unidos acusó a China de “amenazar el orden”, mientras Pekín respondió afirmando que no se dejará “estrangular”, señala RT.

LAS CIFRAS DE TESLA EN EL MERCADO AUTOMOTOR

De acuerdo a un ánalisis realizado por la multinacional financiera estadounidense Morgan Stanley, la compañía Tesla Motors ha perdido participación en el mercado de automóviles eléctricos de Estados Unidos desde el mes de febrero, lo cual favorece al vehículo Mustang Mach-E de la marca Ford.

Los datos establecidos por Morgan Stanley, asumen que Tesla disminuyó su participación de los automóviles eléctricos al 69% en el mes pasado, en comparación al 82% que tenía hace un año.

Según el análisis citado por el medio CNN, las ventas de Tesla Motors siguen en aumento en el país estadounidense, no obstante, la competencia en la adquisición de automóviles eléctricos cada vez es mayor y cada vez se busca el acceso a un transporte más amigable con el ambiente.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Morgan Stanley también destaca que la compañía Tesla sólo informa las ventas trimestrales globales, no las ventas mensuales, como lo hacen otros fabricantes de automóviles. Es así como Tesla, probablemente, habría tenido un aumento del 5.4% en las ventas de Estados Unidos durante febrero.

Sin mebargo, Elon Musk anunció la habilitación de su sistema de Conducción Autónoma Completa (FSD, por sus siglas en inglés),para los autos, la cual permite al usuario viajar en el vehículo sin necesidad de conducirlo.

Esta nueva función, que fue presentada por primera vez dede octubre del año pasado, estará incorporada a través de un botón en la pantalla de los autos, la cual permitirá actualizar el software para que el vehículo se movilice sin necesidad de un conductor humano.

Hasta el momento se conoce que la versión beta ofrecerá a los clientes de Tesla algunas capacidades autónomas, aunque Elon Musk aseguró que la compañía “está duplicando el tamaño del programa beta”, por lo que se esperan nuevos avances en esta tecnología de conducción autónoma.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter