EFE.- Tedros mencionó que a estos acuerdos bilaterales como uno de los principales obstáculos en la actual campaña global de vacunación contra el COVID-19, “de una escala y en un tiempo que jamás se había hecho antes, y en la que aún hay importantes desafíos” y subrayó que la fabricación de vacunas sigue sufriendo cuellos de botella que la OMS está analizando con gobiernos y farmacéuticas con el fin de buscar soluciones que faciliten un aumento de la producción de dosis.

Esas soluciones podrían incluir, destacó, compartir las patentes de fabricación de estas vacunas, por ejemplo mediante el banco de información sobre tratamientos y vacunas contra el COVID-19 creado hace un año por la OMS a iniciativa de Costa Rica para dar libre acceso a herramientas contra el coronavirus.

Leer: La OMS recomienda continuar vacunación anticovid con AstraZeneca

Tedros recalcó que “aunque las vacunas acaparan gran parte de nuestra atención, no debemos olvidar que los tratamientos y los diagnósticos juegan un papel vital en la respuesta, pero la financiación para ellos es insuficiente”.

El director general de la OMS hizo estas afirmaciones en la apertura del encuentro de socios del Acelerador ACT, creado el pasado año precisamente para financiar desde la comunidad internacional la investigación de vacunas y terapias contra la COVID-19 y garantizar su justa distribución global.

“El acelerador entra en su segundo año y podemos celebrar nuestros éxitos, pero debemos centrarnos en los desafíos críticos que afrontamos para garantizar que vacunas, diagnósticos y tratamientos sean la esperanza no de unos pocos, sino de todos”, aseguró.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Tedros manifestó por otro lado su inquietud por el aumento global de los casos diarios de COVID-19 que se ha registrado en las últimas cuatro semanas, mientras que los decesos por jornada, que llevaban más de mes y medio descendiendo, volvieron a subir la pasada semana.

“Son tendencias preocupantes mientras seguimos viendo el impacto de las variantes (de coronavirus), abrimos nuestras sociedades, y las vacunas se distribuyen de manera desigual”, reiteró el máximo responsable de la OMS.