Reuters.- Estados Unidos cree que la investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre los orígenes de la pandemia del coronavirus requerirá más estudios, incluyendo tal vez una nueva visita a China, dijo el miércoles un funcionario senior estadounidense.

Marc Cassayre, encargado de negocios en la misión estadounidense ante la ONU en Ginebra, también expresó su esperanza de que la misión dirigida por la OMS a la ciudad de Wuhan entre enero-febrero tuviera acceso a los datos brutos y a las personas necesarias para realizar una evaluación independiente.

Se espera que el extenso informe del equipo, compuesto por expertos internacionales y sus homólogos chinos, se publique esta semana, según la OMS.

“Tenemos la esperanza de que se base en la ciencia y sea un verdadero paso adelante para que el mundo comprenda los orígenes del virus, de modo que podamos prepararnos mejor para futuras pandemias“, dijo Cassayre en una rueda de prensa.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

Los funcionarios estadounidenses creen que será necesario más trabajo para identificar la fuente del virus SARS-CoV-2, afirmó. “Eso requerirá probablemente, según suponemos, más estudios del equipo, tal vez viajar a China o más discusiones”.

La investigación estuvo plagada de retrasos, dudas sobre el nivel de acceso y disputas entre Pekín y Washington, que bajo la administración del expresidente Donald Trump acusó a China de ocultar el alcance del brote inicial.

Algunos miembros del equipo han dicho que China se mostró reacia a compartir datos vitales que podrían mostrar que el virus estaba circulando meses antes de lo que se reconoció por primera vez a fines de 2019.

Ben Embarek, un funcionario de la OMS que lidera la misión, dijo en una conferencia de prensa que marcó el final de la visita que el virus probablemente se originó en los murciélagos, aunque no estaba seguro de cómo llegó a los humanos. También descartó efectivamente una fuga de laboratorio.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo más tarde que “todas las hipótesis permanecen abiertas” y prometió total transparencia.