DW.- La Comisión Europea (CE) modificó el sistema de control sobre la exportación de vacunas de tal manera que a la hora de decidir si se permite la entrega de los fármacos producidos en territorio comunitario a terceros países, se tendrá en cuenta si estos también exportan dosis a la Unión Europea (UE) y a cuántos ciudadanos han vacunado, según explicaron fuentes europeas.

Hasta ahora, el único criterio que se tenía en cuenta para bloquear la exportación de las vacunas era si la venta de las dosis a terceros países impedía a las farmacéuticas cumplir con los compromisos contractuales adquiridos con la UE.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Ahora, la decisión también se tomará en base a los principios de reciprocidad (hasta qué punto un país también exporta vacunas a la UE) y de proporcionalidad (cuál es su ratio de población vacunada y su situación epidemiológica).

Las fuentes europeas aseguraron que no es una medida pensada contra ningún país en concreto, sino que la decisión se tomará “caso por caso”, pero la presidenta del Ejecutivo comunitario, Ursula Von der Leyen, aseguró la semana pasada que Bruselas se estaba planteando parar las exportaciones al Reino Unido si seguía sin entregar dosis de AstraZeneca a la UE.

“La realidad es que Estados Unidos está priorizando las vacunas para los ciudadanos estadounidenses hasta que todos estén vacunados, ahora mismo no hay (tampoco) dosis llegando a la UE desde el Reino Unido”, dijeron las fuentes.

Bruselas lleva días criticando que no están llegando a la UE vacunas desde las dos fábricas que AstraZeneca tiene en el Reino Unido y que, según el contrato firmado con la CE, deberían suministrar parte de las dosis compradas.

Por contra, ha habido 10 millones de dosis de la UE hacia el Reino Unido, un conflicto que Europa está tratando de solucionar con el gobierno británico.

“Estamos hablando con todos nuestros socios”, dijeron las fuentes mencionadas.

Desde que se puso en marcha en febrero el mecanismo de exportación de las vacunas, la UE ha autorizado 380 entregas a terceros países y solo ha bloqueado el envío de 250.000 dosis de AstraZeneca desde Italia a Australia.

La Comisión introdujo estas modificaciones un día antes de la cumbre virtual que los líderes europeos celebrarán mañana y el viernes, en el que los retrasos en las campañas de vacunación en la UE centrarán las discusiones.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Los incumplimientos de AstraZeneca se han convertido en un problema para países como Bulgaria y Letonia que apostaron fuertemente por sus vacunas cuando el pasado mes de agosto se firmó el contrato con la farmacéutica, que por aquél entonces fue el primero, con los fármacos más baratos y cuya tecnología ya se conocida al ser similar a la utilizada contra la gripe.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

DW Logo
DW Logo