EFE.- El Gobierno de Nicaragua informó este miércoles que la vacuna contra COVID-19 Covishield, donada por la India y por el Mecanismo Covax, serán aplicadas a partir del 6 de abril próximo, después de Semana Santa, uno de los periodos de vacaciones más extensos del año en el país centroamericano.

“Con la vacuna Covishield donada por india y por el Mecanismo Covax, iniciaremos la primera dosis a 170,000 hermanos para personas con padecimiento de corazón y de los programas oncológicos, también para personas de 60 años o más, a partir del martes 6 (de abril)”, dijo la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, a través de medios del Gobierno.

De acuerdo con los datos oficiales, la India donó 200,000 dosis de vacunas contra el COVID-19 producidas por AstraZeneca, a las que se suman 135,000 dosis de Oxford/AstraZeneca donadas por naciones desarrolladas a través de Covax, que garantiza medicamentos a países pobres.

Le puede interesar: Nicaragua reporta 177 muertes por COVID-19 y 6,649 casos positivos

El total es suficiente para inyectar a 167,500 personas, según los datos oficiales.

Murillo no explicó el origen de las restantes 2,500 dosis para completar las 170,000 inmunizaciones con la vacuna Covishield.

Con esa decisión, las autoridades nicaragüenses hicieron caso omiso al gremio médico, que recomendó al Ministerio de Salud aplicar las vacunas de inmediato, e incluir entre los sectores prioritarios a los trabajadores del sector sanitario.

La también primera dama indicó que en los próximos doce días el Ministerio de Salud continuará aplicando la segunda dosis de la vacuna Sputnik V a los pacientes con problemas renales, los primeros en haber sido inmunizados en Nicaragua.

Hasta ahora la pandemia ha dejado 177 muertos y 6,649 casos confirmados, según los datos oficiales.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Por su parte, el independiente Observatorio Ciudadano Covid-19, una red de médicos y voluntarios que da seguimiento a la pandemia, reporta 3,009 fallecimientos por neumonía y otros síntomas relacionados con el  coronavirus SARS-CoV-2, así como 13,278 casos sospechosos.

Nicaragua hasta ahora no ha establecido restricciones para evitar la propagación de la pandemia, sus autoridades promueven aglomeraciones, aplican mínimas medidas de prevención social, y brindan escasa información sobre el tema, lo que ha generado preocupación en la Organización Mundial de la Salud (OMS).