Ante el contexto de la crisis económica y sanitaria que enfrenta República Dominicana debido al Covid-19 se requiere de un enfoque de igualdad de género. Así se garantizará el acceso a los servicios y la participación de las mujeres en la toma de decisiones, coinciden expertos.

De acuerdo con el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (Mepyd), en 2020 414,000 personas cayeron en condición de inactividad. Del total, 58% fueron mujeres, es decir, 241,000.

Las mujeres han sido las más afectadas por la pandemia de Covid-19, aseguró Verónica Zavala, gerente de los Departamentos de Países de Centroamérica, Haití, México, Panamá, y la República Dominicana del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Esto, durante el foro “La recuperación económica y el liderazgo desde la visión de la mujer”, organizado la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana.

Le invitamos a leer: Las 100 mujeres más poderosas del mundo en 2020

Mujeres más pobres

El Mepyd también dio a conocer que debido a la pandemia, 268,000 personas se han sumado a la pobreza durante el año pasado. En el mismo periodo, las mujeres con ingresos por debajo de la línea de pobreza pasaron del 22% al 24.6%, mientras que, el porcentaje de hombres incrementó de 19.8% a 22%.

Las afectaciones durante la contingencia sanitaria fueron mayores para las mujeres, ya que se encuentran en los sectores con más personal suspendido. Esto se debió a que se desempeñan en trabajos como utilería, restaurantes, turismo y comercio minorista.

“Para lograr la recuperación económica sostenible e inclusiva, es necesario invertir más en las mujeres, porque no se puede crecer sin el aporte de sus capacidades. Se debe fortalecer la participación de las mujeres en los sectores económicos más afectados y que ofrecen más oportunidades para el empleo”, destacó Zavala.

Le invitamos a leer: Los derechos de las mujeres y su participación en el mercado laboral

Liderazgo femenino

Al referirse a la participación en los puestos de toma de decisión, resaltó que Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda, y Angela Merkel, canciller alemana, han manejado la crisis en sus países de manera ejemplar.

“Necesitamos un mayor liderazgo. No se trata de reemplazar hombres con mujeres, se trata de que compartamos el espacio de decisiones”, indicó.

Para explicar la importancia de que más mujeres ocupen espacios de trabajo, Lucile Houellemont, presidenta de Dominican Watchman National, indicó que las empresas con directorios diversos son más innovadoras que el resto. Añadió que tener un alto porcentaje de gerentes femeninas se correlaciona positivamente con la llamada innovación disruptiva.

La reputación de las empresas también se ve favorecida al tener diversidad de género. De este modo también se mejora la imagen de la marca y reputación corporativa.

Las compañías con más del 30% de mujeres en sus comités ejecutivos tienen mejor desempeño que aquellas que tienen un comité con pocas o ninguna mujer”, puntualizó.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter: @Forbes_CA