Standard & Poor’s (S&P) mantuvo la nota soberana de Costa Rica en ‘B’ con perspectiva negativa, no obstante, señaló que podría recortar la nota en el caso de que el país no tome las acciones fiscales necesarias.

La calificadora destacó esfuerzos como la la aprobación del marco para un acuerdo de Servicio Ampliado (SAF, o Extended Fund Facility, en inglés) con el Fondo Monetario Internacional (FMI), así como del proyecto de Ley de Empleo Público.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Estos dos son funfamentales para mantener la calificación de Costa Rica en ‘B’, señala S&P.

No obstante, la calificadora señaló que una posible rebaja en la nota está sujeta a la aprobación del SAF porte de la Asamblea Legislativa. El no aprobarlo complicaría el logro de unas finanzas públicas sanas, agregó.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Asimismo, S&P señaló que podrían revisar la perspectiva a estable durante el mismo período, si el gobierno y la Asamblea Legislativa adelantan las medidas concretas para afianzar la política fiscal después de la pandemia.

La aprobación de las medidas, en conjunto con la recuperación económica posterior a la pandemia, podrían respaldar la confianza de los inversores, mantener un acceso fluido al mercado local y al endeudamiento de organismos internacionales y reducir la vulnerabilidad externa del país.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter